Extraño fenómeno conocido como "temblores oscuros" fue descubierto en la Antártida

Extraño fenómeno conocido como "temblores oscuros" fue descubierto en la Antártida

Según los expertos estos anómalos temblores ocurren cuando se oculta el sol y pueden llegar a registrarse miles en una sola noche.

Extraños temblores o vibraciones de hielo ocurren durante todas las noches en la Antártida. Esta anomalía sísmica ha sido registrada en la base de McMurdo y al parecer la situación es recurrente en el continente de hielo.

Para los científicos, las extraños temblores comienzan al momento que el sol se oculta. El transcurso de tiempo en el cual ocurren es entre 6 a 12 horas en total. Para poder comprobar el extraño suceso, los investigadores de la base instalaron dos sismógrafos en la zona durante el equivalente de tiempo del verano Austral.

Ambos aparatos estaban ubicados a 20 kilómetros de distancia entre uno y otro, y registraron diversas mediciones durante todo el verano. En palabras de Douglas MacAyeal, glaciólogo en la Universidad de Chicago "En estas áreas registramos decenas, cientos y hasta miles de temblores por noche".

Temblores en el continentes de hielo

Los sismógrafos fueron instalados en puntos estratégicos de la zona investigada, denominándose estación húmeda y el otro estación seca en forma respectiva. En la primera ubicación los expertos pudieron notar que se formaban charcos de agua en la superficie, los cuales se creaban durante el día debido a la luz del sol.

sismógrafo Antártida

Por otro lado, al observar la zona de la estación seca, los expertos pudieron notar que en aquel lugar se formaba menos agua debido a la acción del sol. Con esto concluyeron que las diferencias sísmicas entre la primera zona y la segunda zona eran debido a factores hidrológicos ocurridos en forma natural.

Conclusiones

Según registró el primer sismógrafo, en aquel lugar los temblores eran producidos en forma natural debido al derretimiento del hielo, produciéndose pequeñas vibraciones de un segundo de duración cada una aproximadamente.

En cambio, lo que registro el segundo aparato fue claramente que se formaban menos charcos de agua en la superficie debido a que las vibraciones en ese lugar eran causadas por factores humanos, en especifico por los vehículos que utilizan los científicos.

En resumen, para los investigadores los temblores son causados por el derretimiento del hielo y esperan que este importante descubrimiento mejore el como se estudia el desgaste de los glaciares en forma más remota y detallada.