Chilenos comprueban que sí hay incidencia entre campo magnético de la Tierra y los sismos

Chilenos comprueban que sí hay incidencia entre campo magnético de la Tierra y los sismos

Un estudio del doctor Enrique Cordaro de la Universidad de Chile concluyó que los sismos sí pueden explicarse por las variaciones del campo magnético.

Los sismos y el campo magnético de la Tierra están íntimamente ligados, así al menos lo comprobó un estudio encabezado por el doctor Enrique Cordaro de la Universidad de Chile.

Cordaro, que además es académico del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Chile, logró definir esta relación después de años de estudio.

"Estuvimos cinco décadas midiendo las variaciones del campo magnético de la Tierra, necesitábamos saber si lo que veíamos en los registros no eran eventos aislados. La espera tuvo sus frutos…. hemos comprobado que que sí existe una relación entre las variaciones del campo y la incidencia de los sismos".

Sismos y Campo Magnético

La investigación logró dos hallazgos principales. El primero fue que, "gracias a los magnetómetros y medidores de neutrones – diseñados y construidos en Chile- emplazados entre el Ecuador y la Antártida obtuvimos datos preciosos que prueban que el campo magnético terrestre – ubicado sobre la zona sudamericana – sí varía considerablemente, previo a los grandes terremotos", explicó Cordaro.

El segundo hallazgo es aún más fundamental ya que "al medir el campo magnético de la zona sudamericana pudimos apreciar que éste está debilitado si se lo compara con el campo magnético de otras zonas del mundo y su centro está ubicado para tristeza de mis compatriotas entre Putre y Puerto Montt, léase la zona más sísmica del planeta", acotó.

Los datos fueron recolectados gracias a la red Altiplánica-Pacífico-Antártica de Observatorios de Radiación Cósmica y Geo-Magnetismo (APAN) consistente del Observatorio de Alta Montaña de Putre a latitudes ecuatoriales, Los Cerrillos a media latitud y el LARC o Antártico.

La investigación se sustentó con la captura de datos de la rigidez geomagnética sobre la Anomalía Magnética Atlántica (fenómeno planetario) que afecta a Chile. Además permitió conocer parámetros como el viento y el ciclo solar durante el día. La información obtenida será útil para las comunidades de rayos cósmicos y geomagnetismo o geo-espacial", explica el científico de la Universidad de Chile.

Más financiamiento

"Nuestro equipo ha trabajado durante mucho tiempo casi sin financiamiento, y eso ha sido algo asfixiante. Necesitamos que el gobierno y los privados nos escuchen, este trabajo podría salvar vidas y millones de dólares en pérdidas materiales", concluyó el doctor Cordaro.

El equipo científico, conformado también Patricio Venegas del Departamento de Geofísica FCFM de la Universidad de Chile y David Laroze del Instituto de alta Investigación de la Universidad de Tarapacá, espera poder obtener fondos para continuar diseñando y construyendo sus equipos en Chile (y comprarlos si fuera necesario) además de avanzar en el análisis de datos mediante Inteligencia Artificial. "Queremos que nuestros magnetómetros funcionen como neuronas y comunicarlos entre ellos mediante Machine Learning, con la finalidad de poder predecir los sismos", relata el Físico de la Universidad de Chile.

Esta investigación fue publicada en la última edición de la revista Advances in Space Research bajo el título "Variation of geomagnetic cutoff rigidity in the southern hemisphere close to 70°W (South-Atlantic Anomaly and Antarctic zones) in the period 1975-2010.

Sismos