Karen Uhlenbeck es la primera mujer en ganar el considerado "Nobel" de las matemáticas

Karen Uhlenbeck es la primera mujer en ganar el considerado "Nobel" de las matemáticas

La estadounidense recibió el Premio Abel por su trabajo sobre análisis geométrico y teoría de gauge.

La Academia Noruega de Ciencia y Letras le ha otorgado el Premio Abel a la estadounidense Karen Uhlenbeck por su gran trabajo sobre análisis geométrico y teoría de gauge, lo que la convierte en la primera mujer en recibir la distinción que es considerada como el Premio Nobel de las matemáticas (vía ElFinanciero).

La galardonada tiene 76 años de edad y actualmente es profesora emérita de la Universidad de Texas, profesora de investigación invitada en la Universidad de Princeton y profesora asociada del Institute for Advanced Study, además de ser una activista en favor de la igualdad de sexos en las ciencias y las matemáticas.

De Karen Uhlenbeck destacan sus logros en ecuaciones diferenciales parciales geométricas, teoría de los indicadores y sistemas integrales, y el impacto fundamental de su trabajo en el análisis, la geometría y la física matemática, considerados de los más destacados en la materia.

Premio Abel

Como ya mencioné, el Premio Abel es considerado el "Nobel" de las matemáticas al ser la distinción más alta en el ramo. Se creó en 2002 para celebrar el bicentenario del nacimiento del matemático noruego Niels Henrik Abel y fue entregado por primera ocasión en 2003 a Jean-Pierre Serre, destacando que actualmente además del reconocimiento se incluyen 620 mil euros.

En entrevista con El País, Uhlenbeck comentó:

Apenas me lo puedo creer. Estoy profundamente agradecida. Pertenezco a la primera generación de mujeres que podían esperar una progresión profesional. Quizá no igual que los hombres, pero las puertas ya no estaban cerradas. En las décadas de 1960 y 1970, cuando se eliminaron las barreras legales para avanzar, esperábamos que las mujeres y las minorías entrarían por las puertas y ocuparían el lugar que les corresponde, al menos en el mundo académico. Quedó demostrado que no era tan fácil, pero se ha conseguido un progreso tremendo, al menos para las mujeres. Las jóvenes matemáticas de hoy son un grupo de talento impresionante y diverso. Espero haber contribuido, a mi manera, junto a otras personas, a abrir estas puertas cerradas y a mantenerlas abiertas de par en par.

Sin duda merecido el premio para la profesora que ha logrado grandes avances en sus investigaciones que se utilizan en múltiples contextos.