Llega a Bogotá InDriver, la aplicación que permite negociar el precio del transporte

Llega a Bogotá InDriver, la aplicación que permite negociar el precio del transporte

Lo que diferencia InDriver de otras aplicaciones como Uber es el hecho de establecer lo que se quiere pagar y negociar el monto con el conductor.

Uno de los problemas más comunes de Uber y otras plataformas de transporte es el precio que se puede llegar a pagar por un viaje. Todos conocemos cómo funciona la tarifa dinámica que suele escalar según la demanda de vehículos disponibles en el momento. De hecho, algunas veces puede llegar a ser demasiado desde el punto de vista del cliente. Por eso existe una aplicación llamada InDriver.

InDriver nació como idea en Rusia pero no se aleja tanto de la problemática que tiene lugar en Bogotá. Allí cuando se daban temperaturas muy bajas, las tarifas de los taxis solían subir de manera extravagante. En este caso no se trata de un frío invernal, sino de las fuertes lluvias que a menudo azotan a la capital.

Lo que InDriver plantea es que tanto clientes como conductores puedan negociar un precio justo por el servicio. En ella no actúa un algoritmo que determina precios según el momento y la distancia, sino que es completa decisión de las partes. Eso permite que haya más interacción y probabilidades de conseguir un transporte. Claro, si eres usuario y pretendes pagar COP$5.000 por cruzar toda la ciudad, probablemente la tendrás difícil.

No es la primera vez que esta aplicación hace presencia en Colombia. De hecho, ya está en otras 12 ciudades del país: Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Cúcuta, Ibagué, Medellín, Montería, Pereira, Popayán, Sincelejo y Valledupar. Bogotá fue su más reciente paso, donde ha operado desde el pasado 21 de marzo.

Llega a Bogotá InDriver, la aplicación que permite negociar el precio del transporte

¿Cómo funciona?

InDriver funciona de forma muy sencilla. Solo hay que abrir la aplicación y crear una cuenta con datos como la ciudad de residencia. Después de eso, ya se podrá pedir un servicio.

El usuario deberá señalar el punto de partida y el destino al que se dirige. Además, propondrá una tarifa que él crea justa para que un conductor opte por recogerlo. Adicional a esto se pueden poner comentarios adicionales y especificar si se necesita un vehículo de más de cuatro pasajeros o uno con silla de bebé.

Una vez se oprime "solicitar un auto", aparecerá la solicitud a los conductores cercanos. Ellos mismos serán los que tendrán que seleccionarlo y decir que quieren tomarlo en vez recibir la notificación las pantallas de sus dispositivos y tener que aceptar o declinar. De esta forma obviamente no serán penalizados si no toman determinado servicio.

Pero no solo se puede aceptar, sino renegociar la tarifa. El conductor mandará su propio precio justo que el usuario decidirá si quiere pagar. Por supuesto, cuando llegan varias ofertas se puede también sopesar la distancia y la calificación del conductor.

Después de aceptar solo hay que esperar a que llegue el conductor y se realice el servicio como si se usara cualquier otra aplicación.