El apagón de Venezuela también está afectando a la economía de Runescape

El apagón de Venezuela también está afectando a la economía de Runescape

El apagón de Venezuela está afectando a la sociedad global, no solamente en el mundo real, sino también en el mundo virtual de Runescape.

El apagón repentino de Venezuela está afectando más que al país en cuestión, también está afectando a los videojuegos. Hablando más en específico, lo que se esta viendo más afectado es la economía del juego para PC Runescape.

Para aquellos que no lo conocen, Runescape es uno de los MMORPG más exitosos de todos los tiempos. Al grado de que después de 18 años desde su lanzamiento, aún cuenta con una gran y prospera comunidad. Gracias al impacto que ha tenido en la sociedad y el tiempo que ha tenido para desarrollar y evolucionar su mundo, se ha creado incluso su propia economía.

Venezuela es importante para Runescape

Runescape tiene una economía propia que se mantiene gracias a objetos raros que se venden en el mundo real. Usando dinero de verdad, se ha logrado levantar un poder económico bastante grande y que se alimenta cada día. Por medio de la producción, recolección y venta de objetos, la comunidad Runescape se mantiene fuerte.

Venezuela Runescape

Sin embargo, gracias a lo ocurrido en Venezuela, la economía del videojuego se está viendo afectada de manera preocupante. Ya que la mayoría del oro que se obtiene dentro de Runescape es posible gracias a los venezolanos.

Alrededor del 70% del mercado que se maneja en todo Runescape es gracias a Venezuela. Eso quiere decir que la comunidad confía en los jugadores de este país para obtener objetos importantes. Cosas como los Huesos del Dragon y coleccionables raros se venden en mercados en línea todos los días.

Ahora con el apagón de Venezuela, la economía del videojuego ha caído considerablemente. Lo cual representa un problema para quienes habían logrado comenzar a vivir con este modelo de negocios. Se estima que al día, cada venezolano que minaba estos objetos en el juego ganaba un promedio de 2 a 3 dólares estadounidenses por hora de trabajo.