Potencial desperdiciado: Review de Anthem [FW Labs]

Conozcan nuestra opinión del nuevo juego de mundo abierto desarrollado por BioWare.

Desde el momento en que Anthem fue presentado en E3 2017 comenzó a generar grandes expectativas debido a que se trataba de una nueva propiedad intelectual de BioWare que pintaba para ser algo espectacular, pero desafortunadamente el juego ha sido recibido con críticas en general negativas que lo ponen como una de las mayores decepciones del año.

En lo personal me agradó lo que pude probar en las pruebas Beta tal como lo mencioné en mis primeras impresiones, y al comenzar a jugar la versión final tuve la misma sensación que incluso me hizo dudar de esas reseñas negativas que habían empezado a circular.

Y es que las primeras horas resulta divertido controlar los personajes con sus exotrajes llamados Alabardas (o Javelin si así lo prefieren), sobre todo volar y llevar a cabo combates en detallados entornos, pero tras pasar esa primera fase se llega a un punto en que se comienzan a detectar los problemas que arruinan la experiencia.

Los dioses y el Himno

Iniciando con la historia, tenemos que BioWare hizo un excelente trabajo en la creación del entorno de la ficción y los mitos de Bastion, el mundo donde se desarrolla la aventura.

Anthem

Todo se originó cuando los dioses utilizaron el Himno, una fuente de creación que causó el nacimiento de las tierras y diversas criaturas, pero antes de concluir su trabajo los dioses desaparecieron y dejaron inconcluso el mundo. Debido a esto la energía del himno se quedó sin control al grado de desencadenar graves cataclismos que corrompieron a los que intentaron emplear su poder.

Así que en el presente del juego la humanidad se encuentra luchando por sobrevivir en el salvaje entorno plagado de amenazas, y es donde entran los protagonistas con sus exotrajes acorazados para aprovechar sus capacidades con el objetivo de inclinar la balanza en favor de la humanidad.

Pero aunque hay una buena base con la historia, la narrativa nunca logra enganchar ya que cuenta con un diseño algo extraño. Y es que la mayor parte de la historia se cuenta en diálogos e interacciones en el Fort Tarsis que es el hub del juego, y hay un evidente cambio de ritmo entre acudir al hub y salir a las misiones que al final terminan siendo de seguir instrucciones como ir al punto A, matar enemigos, luego ir al punto B, y así sucesivamente.

De esta forma, aunque había cosas que podrían resultar interesantes en cuanto a la historia en múltiples ocasiones terminaba saltando los diálogos para poder volver a la acción, que luego también incluía tiempos de espera en la carga y en el proceso de matchmaking.

Anthem

La jugabilidad es sólida

Tal como lo mencioné en las primeras impresiones, uno de los puntos fuertes de Anthem es su jugabilidad ya que se percibe sólida y como una gran evolución de los trabajos anteriores de BioWare.

Controlar las alabardas se siente bastante bien, al volar es como si estuvieran controlando a Iron Man, y es satisfactoria la respuesta del control con las diferentes mecánicas como los disparos, a pesar de que las armas no se perciben muy diferentes entre si.

También es grandiosa la idea de poder controlar 4 diferentes tipos de alabardas ya que si cambia el estilo de juego dependiendo a los gustos de cada persona, ya sea con movimiento ligero pero de armadura frágil o hasta llegar al otro extremo de un cuerpo resistente pero con un control más pesado.

Aquí es tal vez donde más brilla la idea del estudio desarrollador ya que estos exotrajes se pueden modificar y personalizar de una forma bastante completa, ya sea con habilidades y poderes que aumenten su peligrosidad y que impacta directo en el gameplay, o simplemente con ajustes que le cambian su apariencia estética.

Anthem

Si deciden jugar este título, este apartado será el que los mantendrá entretenidos ya que hay mucho por hacer, aún cuando el loot no es tan bueno como uno esperaría.

Donde se arruina la experiencia

Lamentablemente aquí es donde llegamos a los puntos negativos que son los que han terminado alejando a muchos jugadores, y es que como ya mencioné la narrativa no logra combinarse con las misiones y la experiencia se vuelve repetitiva.

Tampoco ayuda que no se logra percibir la progresión y que el Endgame es prácticamente inexistente, así que al concluir las misiones es solo volver a hacerlas en diferentes dificultades, que de igual forma no resulta tan desafiante ya que los enemigos cuentan con inteligencia artificial no muy brillante.

Anthem

Conclusión

Anthem es un juego con mucho potencial que lamentablemente fue desperdiciado ya que en este momento se siente como un producto incompleto que no logra enganchar.

El potencial al que me refiero es que tiene una historia interesante que da para mucho más, unos visuales atractivos que recuerdan a los mundos de Mass Effect pero con mayor nivel de detalle, y jugabilidad base sólida, pero todo se desaprovecha debido a errores en el diseño general que hacen que las misiones sean repetitivas y que parezca que se está jugando sin ningún objetivo.

Lo peor es que no hay Endgame ya que es lo que más da la sensación de que el título aún no estaba listo, y aunque esto se podría solucionar en un futuro con algunas actualizaciones, me parece que el daño ya está hecho.

Error grave en PS4

Otro detalle que no puedo dejar de mencionar son los problemas técnicos que ha enfrentado el juego, la mayoría corregidos con parches pero recientemente surgió uno más grave que estuvo provocando errores en PlayStation 4.

Anthem está disponible en versiones para PlayStation 4, Xbox One y PC.