La agricultura cambió la mandíbula de los humanos y ayudó la aparición de las letras "F" y "V"

La agricultura cambió la mandíbula de los humanos y ayudó la aparición de las letras "F" y "V"

Según investigaciones de cómo ha evolucionado la alimentación humana en los últimos 6.000 años, la agricultura cambió nuestra mordida y habla.

La agricultura y la forma en que esta evolucionó a lo largo de 6.000 años, han permitido numerosos cambios en la sociedad, pero también en la forma en que los humanos han desarrollado su biología.

Una investigación del lingüista comparativo Damián Blasi de la Universidad de Zurich, aborda como las sociedades agrícolas y la sustitución de carne y plantas silvestres por  productos lácteos y granos procesados por parte de los cazadores-recolectores han cambiado no solo la dieta, sino también la mandíbula humana y el habla.

Agricultura y las letras "F" y "V"

Según los científicos, cambiar a esas dietas de alimentos procesados ​​más blandos modificó la estructura de la mandíbula de las personas con el tiempo, lo que hace que ciertos sonidos como "f" y "v" sean más fáciles de pronunciar y cambien los idiomas en todo el mundo.

Con simulaciones computarizadas se llegó a la conclusión de que los adultos con una sobremordida pueden producir mejor ciertos sonidos que requieren tocar el labio inferior con los dientes superiores y que en la lingüistica se llaman sonidos labiodentales.

"Los sonidos de Labiodental surgieron recientemente en nuestra especie y aparecen con mayor frecuencia en poblaciones con una larga tradición de comer alimentos blandos", dijo Blasi en una conferencia de prensa el 12 de marzo.

La lingüista de la Universidad de Yale, Claire Bowern, que no participó en el nuevo estudio, está de acuerdo. Si ciertos sonidos se vuelven más fáciles de pronunciar, las probabilidades de que aparezcan en las palabras aumentan.

Las simulaciones han dejado demostrado que una transición de una mordida de borde a borde a una sobremordida leve hace que sea mucho más fácil emitir sonidos labiodentales y así surgen las letras "f" y "v".

El estudio además manifiesta de manera concluyente:

Aunque los nuevos hallazgos son "fundamentalmente correctos", la sobremordida humana aumentó mucho más después de la revolución industrial, que comenzó en Inglaterra a fines del siglo XVIII, que después de la introducción de alimentos agrícolas hace 6.000 años o más, dice el antropólogo biológico Robert Corruccini de la Universidad South Illinois.