Empresa canadiense quiere ganarle a SpaceX construyendo una red de Internet satelital de alta velocidad

Empresa canadiense quiere ganarle a SpaceX construyendo una red de Internet satelital de alta velocidad

Telesat ya está en marcha y tiene como aliados a una firma del fundador de Amazon y a la matriz de Google.

Telesat, una empresa canadiense de telecomunicaciones, se está subiendo al carro de la internet satelital con una gran promesa: proveer conexión a bajo costo. Para lo anterior, ha firmado varios acuerdos interesantes para potenciar la red.

La firma busca ser una actriz clave en el Internet de la próxima década y para ello está planeando establecer una red satelital de órbita terrestre baja; contará en principio con 292 satélites. Lo novedoso es la tecnología.

Por un lado, tiene un acuerdo para utilizar la infraestructura de la empresa estadounidense de transporte aeroespacial, Blue Origin, fundada en el 2000 por Jeff Bezos. Blue Origin usará su cohete New Glenn de carga pesada para llevar los satélites al espacio. Se espera que tenga su primer vuelo en 2021 y lleve consigo más de 30 satélites a la vez.

Por otra parte, Telesat también utilizará el sistema de redes Loon de Alphabet, para asegurarse de que los satélites funcionen en armonía. El proyecto Loon ha sido conocido por sus globos que proporcionan conexiones a Internet, principalmente en zonas rurales.

Loon proporcionará a Telesat un sistema de red personalizado que utiliza el software empleado para sus globos. El objetivo es ayudar a Telesat a proporcionar conexiones constantes y flujo de datos sin problemas.

Tal como lo ha planteado SpaceX de Elon Musk con su proyecto Starlink, Telesat apunta a iniciar el servicio de Internet satelital pronto; de hecho, el mismo CEO, Dan Goldberg, dijo que los planes son que antes del 2022 esté la primera etapa lista.

De todo modos, tal como rescató Engadget, al proyecto le queda mucho, e incluso tienen que definir a su socio principal para construir los satélites. Veremos en qué quedan las promesas.