Promesas a prueba: Primera toma de contacto con el Galaxy S10+

Promesas a prueba: Primera toma de contacto con el Galaxy S10+

Presentado, probado.

Este miércoles se presentó toda la nueva familia de la serie S de Samsung, incluyendo el protagonista de este breve análisis, el Galaxy S10+.

Al interior de un exclusivo hotel en el área de la bahía de San Francisco y justo al terminar la presentación, Samsung nos facilitó este equipo el cual llevamos en este nuevo color verde.

Lo primero que llama la atención al abrir el equipo es que, a pesar de lo que uno pudiera creer, los bordes en comparación al S9 son mucho más reducidos. Aún hay una barbilla que es más gruesa que la parte alta, pero es un cambio notorio y que se agradece.

ewrgeg

Todo esto se logra gracias a un agujero en la pantalla donde se alojan las cámaras delanteras ¿Molesta? Es extraño, diferente. Es una alternativa al, a veces, tan odiado notch o muesca, pero a la larga es lo mismo: una interrupción. Sí se nota al reproducir video y claro que llama la atención. Supongo que con más tiempo de uso uno se acostumbra, pero la primera impresión puede ser algo chocante, aún así y tal como dice la campaña de la marca: #AdiósNotch.

Por otro lado Samsung dice que esta pantalla es la más fiel respecto a la reproducción de color y sí, se ve bastante bien, pero nada que no haya sentido con el último Note, por ejemplo. El brillo es espectacular y bueno, ustedes saben que Samsung hace los mejores paneles y eso no ha cambiado. Aquí se lucen otra vez.

El tema de eliminar el lector de huellas en el posterior para ponerlo debajo de la pantalla me produce muchos sentimientos encontrados, porque siento que es "innovar por innovar".

wfqwef

A qué me refiero: no lo siento bien resuelto. El Mate 20 Pro de Huawei lo tiene (aunque es más lento) pero te da otra opción segura de desbloqueo a través de reconocimiento facial por puntos, aquí Samsung eliminó hasta el lector de iris, por lo que es el único bloqueo biométrico "seguro".

Es algo molesto que no hayan huellas visuales realmente claras de dónde poner el dedo y me sentí algo arrastrado a hacer un paso extra para acceder al celular. Siento que el área donde te reconoce el dedo es muy acotada.

¿La memoria muscular se encargará de acostumbrarme? Quizás, pero al menos para mí no va a ser fácil. Lo bueno es que es violentamente rápido y certero. Funciona con los dedos húmedos también. Nada de mal, aunque siento que por su naturaleza será muy complejo encontrar un protector de pantalla.

En lo que respecta al software, cámara y duración de la batería, el tiempo que hemos pasado con este nuevo juguete profesional no da para conclusiones, aunque ya mañana lo llevaremos de paseo por la ciudad para ver cómo se comporta la cámara.

¿Carga inalámbrica inversa? Si es para cargar otro celular, mucha suerte, te demorarás 25 años (?), pero para cargar los audífonos y el reloj, además de ser un buen truco de fiesta, está ok. Por ahora la primera impresión es positiva, pero sin duda debemos pasar más tiempo con él. Todo puede cambiar.