Visitar con frecuencia el parque te puede hacer más feliz, según estudio

Visitar con frecuencia el parque te puede hacer más feliz, según estudio

Los investigadores determinaron que solo 20 minutos en un parque son más que suficientes para que alguien se sienta más feliz.

Si a menudo sientes que tienes días en los que estás bajo de ánimos y que necesitas algo para remediar esta situación, puede tengas la respuesta a pocas calles de tu casa. De hecho, tal vez lo que necesites sea simplemente despejarte y hacer algo distinto. Por ejemplo, visitar el parque y dar un paseo.

Puede que esta sugerencia suene a cliché, pero tiene algo de verdad. Así lo declararon investigadores del Departamento de Terapia Ocupacional de la Universidad de Alabama en Birmingham. En un estudio publicado en International Journal of Environmental Health Research, señalan que estar en un parque hace más feliz a cualquier persona.

Concretamente anunciaron que pasar 20 minutos en cualquier parque urbano puede hacer que alguien esté más feliz. Esto se puede explicar desde el contacto con el entorno natural y la participación en actividades sociales y/o recreativas. Así, se pueden registrar mejoras tanto para la salud física como la mental. Por ejemplo, se puede reducir el estrés o promover la recuperación de la fatiga mental.

Parque

El experimento

Para llegar a esa conclusión, los académicos invitaron a 94 adultos a participar en el estudio. Después de esto, les dijeron que fueran a pasar cierto tiempo en cualquiera de los tres parques urbanos que fueron incluidos en el experimento. Estos son Overton, Jemison y Cahaba River Walk de la ciudad de Mountain Brook, Alabama, los cuales son muy concurridos.

Los investigadores querían validar resultados anteriores que habían sobre el impacto de la visita al parque en el bienestar emocional. Además, querían comprobar qué tan importante era la actividad física para una mejora en el estado anímico. Increíblemente, sus efectos no fueron tan importantes, tal y como señaló el profesor Hon K. Yuen:

En general, encontramos que los visitantes del parque informaron una mejora en el bienestar emocional después de la visita al parque. Sin embargo, no encontramos que los niveles de actividad física estén relacionados con un mejor bienestar emocional. En cambio, descubrimos que el tiempo que pasamos en el parque está relacionado con un mejor bienestar emocional ".

Básicamente cualquier persona se podría beneficiar de ir al parque sin necesariamente hacer ejercicio. Esto es particularmente bueno para personas que no tienen la capacidad física para realizar este tipo de actividades. Por ejemplo, entre estos están algunos ancianos o aquellos que cuenten con alguna discapacidad o limitación.

Por último, concluyeron en que era importante conservar estos espacios verdes en medio de las ciudades, al menos para cuidar de la salud mental de los ciudadanos.

Parque