¡Escándalo! Black Mirror: Bandersnatch en realidad fue un experimento de minería de datos

¡Escándalo! Black Mirror: Bandersnatch en realidad fue un experimento de minería de datos

Cada decisión tomada por cada usuario está en poder de Netflix.

Han pasado suficientes semanas desde el momento de furor detonado por Black Mirror: Bandersnatch. A estas alturas medio mundo ya jugó con la película interactiva; y descubrió el final destinado a las decisiones tomadas por ellos.

Pero parece que eso sólo era el principio de una retorcida historia que parece extenderse más allá de la pantalla. Y que involucraría la privacidad de cada incauto que se sumergió a esa cinta.

De acuerdo con un reporte de Motherboard, en realidad Netflix guardaría un registro de absolutamente todas las decisiones tomadas por cada uno de los usuarios de la plataforma.

Black Mirror: Bandersnatch muestra su impresionante detrás de cámaras

Michael Veale, un investigador del University College London contactó a Netflix para descubrir esa situación.

En donde la compañía justifica el acto de guardar cada decisión bajo un argumento sencillo: comprender a su público.

Sin embargo, cuando Veale recurrió a una solicitud de información; mediante la General Data Protection Regulation (GDPR). Terminó recibiendo unas tablas de datos que confirmaron sus mayores temores.

Netflix

Al parecer Black Mirror: Bandersnatch no habría sido sólo una película interactiva; que exploraba el futuro del entretenimiento.

Sino que también habría sido un elaborado experimento de minería de datos sobre el perfil de comportamiento de sus suscriptores.

Netflix ha confirmado y demostrado que posee toda esa información sobre sus usuarios. Pero por desgracia no se sabé cuánto tiempo la almacenará.

Ni siquiera sí hay más datos no mostrados en la información entregada por la exigencia de ley. Ni qué es lo que harán más adelante con todo eso.

En conclusión Netflix bien podría ser el elemento central de un episodio de Black Mirror.