Mujeres: El uso del gas pimienta para defensa personal es ilegal en México

Mujeres: El uso del gas pimienta para defensa personal es ilegal en México

A pesar de que los mujeres en México se exponen cada día a crímenes horrendos, las pocas formas de defensa que existen disponibles son ilegales.

En vista a las amenazas e intentos de secuestro a mujeres en México, la población se encuentra buscando distintas formas de evitar este tipo de acciones de parte de los delincuentes y secuestradores.

Una publicación que incitaba a hacer tu propio gas pimienta casero se comenzó a compartir en redes, pero después se dijo que esto podría ser igual de peligroso para las personas que intenten dispararlo. Por lo que muchas mujeres buscaron la forma de conseguir el gas pimienta real para poder sentirse seguras. Lamentablemente su uso es ilegal, según dicen los siguientes artículos del Código penal de la Ciudad de México.

Mujeres gas pimienta

Artículo 225

Se equipara a la violencia moral, la utilización de juguetes u otros objetos que tengan la apariencia, forma o configuración de armas de fuego, o de pistolas de municiones o aquellas que arrojen a través de aire o gas comprimido.

Artículo 251

A quien porte, fabrique, importe o acopie sin un fin lícito instrumentos que puedan ser utilizados para agredir y que no tengan aplicación en actividades laborales o recreativas, atendiendo a las referencias de tiempo, modo y lugar, se le impondrá prisión de tres meses a tres años o de noventa a trescientos sesenta días multa.

Por su parte, según el Código Penal del Estado de México, esto se dice:

Artículo 179, apartado III

Son armas prohibidas: Las bombas, aparatos explosivos o de gases asfixiantes o tóxicos.

Artículo 180

.A quien porte, fabrique, importe, regale, trafique, o acopie sin un fin lícito las armas prohibidas en el artículo precedente, se le impondrá prisión de seis meses a seis años y de treinta a doscientos cincuenta días multa y decomiso de objetos.

Por lo que buscar defenderte de asesinos y secuestradores te puede meter en problemas legales e incluso llevarte a la cárcel. Una triste realidad que se vive en el país, sin duda alguna.