Mis Huellas a Casa: Todo lo que promete y más [FW Opinión]

En la vida tenemos tantas incertidumbres, que a veces es reconfortante que la promesa de una película adorable de perritos se cumpla. Mis Huellas a Casa lo hace.

Algunos le llamarán “fórmula”, pero es más bien un género (que espero nunca deje de hacerse). Perritos esperando a sus dueños, perritos siendo traviesos, perritos viajando por Estados Unidos… perritos siendo perritos. Si funciona ¿para qué cambiar?

Mis Huellas a Casa tiene marcados todos los elementos del check list. Cuenta la historia de una perrita llamada Bella. La conocemos cuando es cachorrita recién nacida y es adoptada por su dueño Lucas. Sabemos todo lo que la perrita piensa y siente, porque ella misma lo cuenta con voz en off: cero sutileza, 100% satisfacción.

perrito

Por cosas de la historia, Bella se va a cientos de kilómetros de su hogar y su dueño, así que emprende el rumbo de vuelta a casa. En el camino, encuentra a muchos amigos y enemigos, y vive muchas aventuras. Entre ellas, adopta a un puma hecho en CGI, que a mi parecer estaba muy bien logrado.

huellas a casa puma

Las actuaciones de los humanos se ven relegadas a segundo plano, ya que el casting de la perrita Bella es perfecto. La vemos cachorrita recién nacida, cachorra un poquito más grande y después ya adulta. En ningún momento me cuestioné que no fuera el mismo perrito.

La mamá de su dueño es interpretada por Ashley Judd, que se debiera ganar un Oscar por esta actuación. Especialmente por la escena en que conoce a Bella: la perrita llega corriendo moviendo la colita y Ashley Judd pone expresión de reprobación. Debe ser muy difícil ver a un cachorrito y no gritar y emocionarse y querer hacerle cariño, así que me parece una increíble actuación. También hay un villano que trabaja en una perrera, que quiere capturar a Bella durante toda la película. Debo decir que a veces es reconfortante que el villano sea malo, malo y unidimensional. Era muy malo y lo odié, así que funcionó.

Sin embargo, todo lo anterior no tiene sentido y resulta incompleto en el género, si la película no presenta una escena emocionante cerca del final. Antes de ver un film de perros, mucha gente me pregunta: “¿el final es para llorar?”. Ante esto, siempre pienso ¿es realmente una película de perros si no es para llorar?. Debo decir que esta sí tiene varias escenas emocionantes que te pueden llevar a las lágrimas (yo lloré), pero sin ánimo de spoilers, también debo aclarar que son lágrimas felices.

Mis Huellas a Casa se estrena hoy en cines en todo Chile. La recomiendo para ir a ver en familia, en pareja o con tu mascota. También recomiendo llevar pañuelitos.