En México será legal decidir sobre tu propia muerte en caso de padecer una enfermedad terminal

En México será legal decidir sobre tu propia muerte en caso de padecer una enfermedad terminal

México tiene un instrumento legal que permite decidir sobre la vida de uno mismo si se tiene una enfermedad terminal, pero ahora se busca hacerlo valido.

Recientemente en México se propuso hacer legal el decidir morir en caso de padecer una enfermedad terminal. Es lo que busca la Ley de Voluntad Anticipada.

A pesar de tener el derecho a la vida, la mayoría de los países no otorga el derecho a la muerte digna. Por lo que muchas veces, pacientes que padecen enfermedades terminales, deben sufrir la enfermedad por mucho tiempo más. Con tratamientos y medicamentos para mantenerlos con vida, muchos pacientes que no tienen salvación, son forzados a seguir vivos.

Es por eso que la abogada Imelda González Guevara propuso la Ley de Voluntad Anticipada del Enfermo Terminal.

Hay que aprender a respetar la voluntad del enfermo terminal.

Mencionó la profesora de la Facultad de Derecho durante la conferencia de Derecho a la Muerte en la Ciudad de México.

Cómo llevarlo a cabo

El procedimiento para hacer valida la voluntad de no continuar con un tratamiento debe llevar varios procesos. El paciente debe expresar por medio de un formato, si es que quiere continuar con los tratamientos médicos o darlos por terminados. Después de una evaluación médica que no debe pasar los 6 meses, se determinará si es apto para esto.

México muerte

 

En caso de que no sea capaz de pronunciar su voluntad por si mismo, el paciente debe un representante previamente elegido ante notario. Este representante deberá ser el encargo de decidir si se continúa el tratamiento del enfermo terminal o no. Además, cada persona que decida esto debe ser mayor de 18 años y tener uso pleno de sus facultades mentales.

Este instrumento legal ya está vigente en la México, pero lo que se busca es darle reconocimiento y hacerlo valer. Esto gracias a que muchos hospitales y representantes gubernamentales se niegan a cumplir con este.

Fuente: UNAM