Imagen de la ESA demuestra que en Marte hubo más agua de la que pensábamos

Imagen de la ESA demuestra que en Marte hubo más agua de la que pensábamos

Foto deja al descubierto que en el planeta hubo valles de hasta dos kilómetros de ancho y 200 metros de profundidad, junto a ríos.

Aunque usualmente vemos a Marte como un planeta seco y frío, cada vez se halla más evidencia de que esto no siempre fue así. Un grupo de imágenes recogidas por la Agencia Espacial Europea (ESA), reafirma la hipótesis de que en el planeta rojo hubo agua, y no precisamente poca.

Las imágenes fueron tomadas con el satélite Mars Express de la ESA y muestran las huellas de un sistema ramificado y desecado de ríos y valles. Por ejemplo, la de a continuación, fue tomada en las tierras altas del sur de Marte. "Las tierras altas del sur son algunas de las partes con más cráteres de Marte, donde se observan muchos signos de flujo de agua ancestral", explican:

1

Desde la organización mencionaron que el agua fluyó cuesta abajo desde el norte hacia el sur, formando valles de hasta dos kilómetros de ancho y 200 metros de profundidad. Evidentemente las imágenes reflejan una erosión significativa desde que se formaron los valles hace millones de años.

El sistema parece ramificarse significativamente, formando un patrón como ramas de árboles que provienen de un tronco central. Este tipo de morfología se conoce como "dendrítica". Estas ramificaciones probablemente se formaron por la escorrentía de agua de la superficie de un río que alguna vez fue fuerte, combinado con una gran cantidad de lluvia.

Las investigaciones realizadas en los últimos años indican que el planeta rojo, alguna vez tuvo una atmósfera mucho más densa que la que hoy conocemos, y que eventualmente pudo bloquear cantidades mucho mayores de calor y, por lo tanto, facilitar y apoyar el flujo de agua líquida en la superficie.

Si bien esto ya se había descubierto, no deja de ser un precedente importante para buscar restos de vida. De hecho, la ESA junto a Roscosmos, lanzarán la misión ExoMars para buscar vida debajo de la superficie marciana el próximo año.