Esta semana podría llegar a la Luna la primera nave financiada con inversión privada de la historia

La organización israelí SpaceIL hará historia al llevar su sonda Beresheet a la Luna con ayuda de un cohete Falcon 9 de SpaceX.

Desde que la humanidad fue capaz de alcanzar la luna por primera vez (sea en físico o a través de máquinas), cada una de las expediciones que lograron esta hazaña se dieron gracias a agencias públicas pertenecientes al estado. La tendencia se había mantenido con las tres potencias que lo habían logrado en la historia: Estados Unidos, Rusia y China. Sin embargo, el comienzo de una era espacial financiada por privados puede estar a punto de comenzar.

Este es el caso de la misión Beresheet. Se trata de una sonda espacial perteneciente a la organización israelí SpaceIL que será lanzada al espacio en la noche del jueves 21 de febrero. Llamada así por su significado de "Génesis" en hebrero, la misión representará la primera de su tipo. Primero, por ser financiada completamente por inversores privados; y segundo, por representar al estado de Israel.

El proyecto nació de una competencia de Google llamada Lunar X Prize, creada en 2007. La idea de esta era motivar iniciativas privadas para que estas pudieran llegar eventualmente a la Luna. La meta era amparar algunos proyectos y bajar los costos que estos pudieran tener. Además, prometía un premio de 20 millones de dólares al primero que llegar al satélite natural. Sin embargo, esto no resultó con ningún ganador, pues no hubo proyecto alguno que lograra su cometido antes de la fecha límite (31 de marzo de 2018).

Beresheet tuvo un costo de unos 90 millones de dólares. Tan solo 2 millones de ellos fueron donación del gobierno de Israel. Mientras tanto, el resto fue aporte del empresario israelí Morris Kahn y Adelson Family Foundation. Aun así, en caso de poder aterrizar sobre la Luna, SpaceIL se encargará de poner la bandera de Israel sobre su superficie.

SpaceIL

 

El viaje

La misión está programada para partir este jueves a las 9:45 p.m. (hora Cabo Cañaveral). Esta viajará en un cohete Falcon 9 de SpaceX junto a un satélite experimental S5 de la Fuerza Aérea Estadounidense. Su recorrido hasta la Luna no será nada sencillo, pero se tratará de hacer lo posible para lograr su objetivo.

El plan es que Beresheet orbite varias veces la Tierra antes de dirigirse a la Luna. Serán al menos unas 3 vueltas antes de que active sus propulsores, que lo harán trazar recorridos elíptico cada vez más pronunciados. De esta forma, cada vez que cruce cerca al planeta, ganará una mayor velocidad.

Finalmente, cuando alcance los 270.000 kilómetros de altura, se espera que quede dentro del campo gravitatorio de la Luna. En ese punto podrá orbitarla y eventualmente tratar de realizar un alunizaje. Si todo se da de acuerdo al plan, podría completar el proceso el 11 de abril en una zona llamada Mare Serenitatis.

SpaceIL recorrido