Le explotó en la cara: Un cigarrillo electrónico le quitó la vida a un joven de 24 años

Le explotó en la cara: Un cigarrillo electrónico le quitó la vida a un joven de 24 años

Algunos no son tan seguros como se piensa.

Un hombre de Fort Worth, Texas, falleció en un lamentable accidente. Su familia culpa a una de sus principales aficiones: jugar con su cigarro electrónico.

Se trata de William Eric Brown quien murió el 29 de enero pasado a causa de un accidente cerebrovascular. Su vaporizador literalmente explotó mientras lo usaba, lo que originó que una de sus arterias se cortara, desencadenando el problema posterior. Según Mayo Clinic, un accidente cerebrovascular puede provocarse por una arteria bloqueada o por la pérdida de sangre o la rotura de un vaso sanguíneo.

La explosión ocurrió en el estacionamiento de una tienda de Fort Worth, el domingo 27 de enero y tuvo resultados nefasto para él. Alice Brown, abuela del joven de 24 años, dijo lo siguiente:

"Le atravesó el labio, de alguna forma. Esa cosa de tres piezas entró en su garganta y se quedó ahí. Los médicos debieron sacarlo tan pronto como llegaron al hospital, pero decidieron esperar"

La familia culpa al cigarrillo electrónico y a la cuestionable atención médica del hospital John Peter Smith, al cual fue llevado de urgencias. En paralelo, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) advirtió sobre los peligros de la explosión de los cigarrillos electrónicos.