A lo Black Mirror: El año pasado, millones de chinos no pudieron comprar boletos de avión por tener bajo crédito social

A lo Black Mirror: El año pasado, millones de chinos no pudieron comprar boletos de avión por tener bajo crédito social

En China, si no tienes una cantidad aceptable de puntos en tu crédito social, no puedes comprar un boleto de avión. Así de simple y tenebroso.

Desde finales del 2017 supimos sobre los planes del gobierno chino; aunque de hecho, este sistema de puntaje lleva en pruebas desde el 2014. Se trata de los puntos de "crédito social" al puro estilo de Black Mirror. Pero, ¿qué es esto y cómo se afecta? Comencemos explicándolo.

¿Qué es el crédito social?

Como mencionamos arriba; es un sistema de puntuación que tiene la intención de hacer que los ciudadanos sigan las reglas y "se porten bien". Tu puntuación será afectada por eventos evidentes como la comisión de un delito, multa, infracción, alterar la paz en la vía pública e incluso cosas tan triviales como pasear a tu perro sin correa, hablar mal del gobierno u ofrecer disculpas poco sinceras (real). Así, cada persona tiene un puntaje que dictamina qué tan buen o mal ciudadano es y si aún merece tener derechos básicos como usar un avión o tren para viajar dentro o fuera del país.

Y esto comienza a afectar: millones ya no pueden viajar en avión

Este terrible sistema de puntuación orwelliano ha provocado, entonces, que tan sólo durante el año pasado, más de 17 millones de chinos no hayan podido adquirir boletos de avión. Lo mismo sucedió con 5.5 millones de personas que no pudieron comprar boletos para viajar en tren por la misma razón.

¿Extraño? ¿Terrorífico? Y viene lo peor: el sistema aún no está completamente implementado. Lo estará para el 2020. De hecho ya puedes escuchar anuncios en los trenes advirtiéndole a las personas que sigan las reglas, a menos de que quieran que su puntuación se vea afectada. Aquí un ejemplo:

Lo único que esperamos de todo corazón es que esta práctica surrealista no se extienda por todo el mundo; aunque es muy poco probable que suceda, es terrible tan sólo imaginarlo.