¡Hito! Científicos logran decodificar el genoma del tiburón blanco y podría ser relevante para tratar el cáncer

¡Hito! Científicos logran decodificar el genoma del tiburón blanco y podría ser relevante para tratar el cáncer

Este potente animal marino podría entregarnos pistas de cómo lidiar con enfermedades.

Un grupo de expertos logró decodificar en detalle el genoma completo del gran tiburón blanco, una de las criaturas marinas más reconocidas por su increíble poder.

Expertos de la Nova Southeastern University (NSU), el Instituto de Investigación Guy Harvey (GHRI), la Universidad de Cornell, el Acuario de la Bahía de Monterrey, junto a científicos de Portugal y de Rusia, publicaron el estudio en la revista PNAS.

El valor del estudio reside en el hecho de que el genoma completo del tiburón blanco se ha descodificado en detalle. Junto a esto, los expertos lo compararon con los genomas de otros animales, incluyendo el tiburón ballena y el de los humanos.

La decodificación del genoma del tiburón blanco reveló un enorme tamaño, junto a una gran cantidad de información relativa a los cambios genéticos que están detrás del éxito evolutivo de los tiburones grandes. Su genoma es aproximadamente un 50 por ciento más grande que el de los humanos.

El tiburón blanco tiene muchos genes que lo ayudan a sanar rápidamente; ayudan a las células del tiburón a reparar el daño y aceleran el crecimiento de coágulos y células nuevas después de una herida o lesión.

Así mismo, tiene genes que lo protegen de tipos de cáncer: posee unos genes altamente activos conocidos por prevenir que las células crezcan fuera de control. Esta especie no es inmune al cáncer, pero los hallazgos sí confirman que son excepcionalmente buenos a la hora de prevenir tumores, además de enfermedades relacionadas con la edad. Pudiendo entender esta verdadera hoja de ruta genética, los científicos podrían entender la forma de desarrollar terapias para humanos.

“Todavía hay mucho que aprender de estas maravillas evolutivas, incluida información que podría ser útil para combatir el cáncer y las enfermedades relacionadas con la edad, así como mejorar los tratamientos de curación de heridas en humanos, a medida que descubrimos cómo lo hacen estos animales”, concluyó Mahmood Shivji, director del Centro de Investigación de Tiburones en la Fundación Save Our Seas de NSU.