El calentamiento global terminará cambiando el color de los océanos

El calentamiento global terminará cambiando el color de los océanos

Según investigadores del MIT, el calentamiento global afectará a las poblaciones de fitoplancton presentes en los océanos, lo que cambiará su color.

El color con el que siempre hemos asociado los océanos podría cambiar en un futuro. Curiosamente, este fenómeno podría ser más grave de lo que creíamos. Además, el causante podría ser nada más y nada menos que el calentamiento global, que ya está provocando estragos en todo el mundo.

Así lo señaló un estudio reciente del Massachussets Institute of Technology (MIT). En el documento, publicado en Nature Communications, los investigadores señalan que eventualmente los océanos serán de color azul más intenso o inclusive verde dependiendo de la zona. Al menos un 50% de ellos tendrán un cambio de color antes de finalizar el siglo XXI.

Por más que parezca que unos océanos más azules podrían ser algo bueno, no es así. Los científicos explican que esto es tan solo una consecuencia del cambio climático y que de hecho los efectos en los ecosistemas marinos pueden verse gravemente afectados.

El calentamiento global terminará cambiando el color de los océanos

Cambiando de color

Según los científicos, todo se debería a la existencia del fitoplancton. Estos diminutos seres son capaces de hacer fotosíntesis; es decir, usa la luz solar para transformar el dióxido de carbono en oxígeno. Visto de esa forma, su presencia es importante para la limpieza del CO2 en el mundo.

Como cualquier otro ser con características similares, el fitoplancton cuenta con un pigmento llamado clorifila. Esto hace que los lugares donde haya una gran presencia de esta especie tengan una característica coloración verde. Por eso los investigadores decidieron usar la clorofila para estudiar el calentamiento global. Así, utilizaron satélites para medir la luz reflejada por el fitoplancton.

De esta forma, se dieron cuenta que los pequeños organismos han estado siendo desplazados a otros sitios a causa del calentamiento global. Naturalmente los lugares con menos fitoplancton terminarán siendo más azules, a diferencia de los que tienen alta presencia de ellos que tienen una coloración algo más verde.

Esto se nota especialmente en las regiones subtropicales donde el calor es más notorio. Por el contrario, en latitudes como el Atlántico Norte o el Océano Antártico se espera que aumente el fitoplancton y termine adquirieron un color verdoso.

El calentamiento global terminará cambiando el color de los océanos

No es nada bueno…

El problema con el desplazamiento del fitoplancton es la alteración de los ecosistemas locales. Estos organismos hacen parte de la base de la cadena alimenticia, por lo que su ausencia sería dañina para la fauna marina. Así lo explicó Stephanie Dutkiewicz, una de los autores del estudio:

Esto podría ser potencialmente muy serio. Diferentes tipos de fitoplancton absorben la luz de manera diferente, y si el cambio climático cambia una comunidad de fitoplancton a otra, eso también afectará el tipo de redes de alimento a las que pueden sustentar".

Obviamente puede haber variaciones que resistan mejor al calor. Sin embargo, se espera que haya un desplazamiento masivo de estos seres a latitudes más frías.

Aun así, es demasiado pronto para poder diferencia los efectos naturales a los del ser humano en este tema. Los expertos esperan que al menos de unos 30 o 40 años haya certeza alguna de si es el cambio climático el que está alterando los niveles de clorifila del fitoplancton.

El calentamiento global terminará cambiando el color de los océanos