AntBot: el robot araña que imita a las hormigas sin necesidad de un GPS

Hermoso y perturbador. Este robot no necesita un GPS para saber dónde está.

No hay vuelta atrás. Los robots se convertirán en un elemento presente y necesario en el futuro de la humanidad. Pero mientras algunos científicos temen por sus capacidades otros se dedican a volverlos más poderosos. Así pasa con el AntBot.

Desarrollado por el Centro Nacional Francés para la Investigación Científica (CNRS) este autómata basa su operación en el de las hormigas Cataglyphis.

Una clase peculiar que habita en el desierto. Donde el calor extremo y la escasez de comida la ha orillado a desarrollar un sistema de navegación basado en la comprensión de la luz solar.

De manera que el AntBot en terrenos complicados y de dimensionas pequeñas. Al menos lo suficiente como para no ser diagramados por alguna plataforma de mapas. Prescinde del uso de un GPS y pone en acción su sistema de ubicación personal.

Cómo funciona

Este robot araña imita a las hormigas y por eso no requiere un GPS

El robot mide su rumbo utilizando la luz polarizada del cielo como una "brújula celeste". Recopilando información sobre la velocidad de su movimiento; en función de los pasos tomados y la forma en que se desplazó en relación con el sol.

Esos parámetros le permiten al AntBot triangular su ubicación precisa para hacer recorridos sin desviarse. Abriendo la posibilidad de que explore incluso sobre terrenos complicados. Justo como una hormiga.

En las pruebas presentadas con el proyecto de investigación, publicado en la última edición de Science Magazine, el robot recorrió un total de 14 metros utilizando ese sistema. Para únicamente desviarse un centímetro en su trayecto de regreso.