Ejercicio de verdad: Review Fitness Boxing para Nintendo Switch [FW Labs]

Ejercicio de verdad: Review Fitness Boxing para Nintendo Switch [FW Labs]

El primer título de ejercicio para la consola de Nintendo no es tan completo como Wii Fit, pero promete mejorar sustancialmente tu calidad de vida.

Es hora de reconocerlo sin tapujos: el gamer promedio es un animal sedentario. El único que acumula sudor en nuestras vidas es nuestro sillón, las zapatillas para salir a correr están prácticamente nuevas y las enfermedades cardiovasculares están a la orden del día.

Pero la cosa no tiene por qué ser así, ¿No creen? Videojuegos de baile como de ejercicio puro y duro nos han sorprendido en los últimos años, al menos desde que los controles de movimiento se hicieron famosos hace un par de generaciones de consolas. La idea es simple: con una excusa lo suficientemente buena, un flojo puede moverse y pasarlo bien frente a la pantalla.

Muchos esfuerzos se han hecho basados en aquella premisa y apelando al fitness person que todos llevamos dentro: Wii Fit, por ejemplo, fue un éxito de ventas incluso teniendo en cuenta el alto precio de su accesorio, el Wii Fit Board. Por su parte, Xbox Fitness contiene rutinas de ejercicios de trainers conocidos -como Shawn T, de fama gracias a Insanity– pero no tiene el valor "jugable" que parece tan importante en estos tiempos.

En ese aparente vacío aparece Fitness Boxing, una alternativa simple y económica de usar tu Switch como entrenador portátil de aerobox, además de entretenida, sana y familiar. Podemos decir que es una mezcla entre un juego de ritmo y otro de ejercicio, un Just Dance pero con golpes en vez de pasos de baile.

Jugamos Fitness Boxing en la Nintendo Switch

Logrando lo imposible: ¡Estamos haciendo ejercicio! Vengan a golpear con nosotros 👊

Posted by FayerWayer on Friday, January 11, 2019

Sudando como un bendito animal

Mi primera experiencia con Fitness Boxing fue un poco extraña. Ahí figuraba yo, JoyCons en mano y calzado en ese atuendo deportivo que uso tarde, mal y nunca. Tras el tutorial y la primera rutina, te das cuenta que el ejercicio es simple: golpeas con las manos en diferentes combinaciones, mientras te mueves hacia adelante y hacia atrás al ritmo de la música.

De hecho, al principio parece demasiado simple. ¿Cómo un ejercicio aeróbico tan inofensivo puede ser beneficioso? Impulsado por lo entretenido del movimiento y probablemente cegado por las endorfinas, escogí una sesión de 40 minutos más intensa, para sudar un poco más.

Terminada la rutina ya no me podía los brazos y había sudado en partes que jamás habían sudado. Me sentí un principiante, análogo a esas personas que se compran un pase de gimnasio y lo usan casi por obligación, para terminar molidos en la primera sesión. Ni hablar del día siguiente: me dolía el cuerpo completo y no podía estirar mis extremidades. Llegué a pensar que me había desgarrado.

Ese es el secreto de Fitness Boxing: esconde rutinas intensivas en un envase lúdico y altamente adictivo. Si me perdonan la analogía, es la Pepsi de los juegos de ejercicio: no es el mejor, ni menos el más famoso ni el mejor logrado, pero si ya lo probaste tienes que ser un necio para no jugarlo de nuevo.

Fitness Boxing

En la variedad está el gusto

Fitness Boxing tiene dos modos de juego: Daily Routine y Free Training. En el primero, y basándose en tu propia elección de tiempo y tipo de ejercicio, el juego te ensambla una rutina predefinida, que puedes jugar cada 24 horas y que cambia constantemente en ritmo, canciones y tipos de golpes. Por otro lado, en el modo Free Training tienes la libertad de escoger cualquier combinación de ejercicio, canción e intensidad.

Por supuesto, la dificultad de los ejercicios aumenta respecto se van desbloqueando: primero sólo tienes golpes, después llegas a las maniobras defensivas y al final aparecen híbridos de ambas en sesiones que incluyen sentadillas y amagues además de ganchos y uppercuts.

La biblioteca musical del juego es su primera crítica: a pesar de ser bastante variada en términos de géneros y artistas, se queda corta en las licencias al usar versiones instrumentales de éxitos como Bad Romance, Party Rock Anthem y Call Me Maybe. El catálogo también está limitado en tamaño, y debe ser desbloqueado con más ejercicio.

Fitness Boxing

Lo que considero un verdadero logro es conseguir introducirte en el juego como si de una clase de aerobox o body combat se tratase. Con seis entrenadores virtuales que te apoyan y mantienen motivado en toda la sesión, además de la buena respuesta de los controles al ritmo de los golpes, es inevitable entrar a la acción y disfrutar el ejercicio. La única crítica a los personal trainers es la calidad gráfica: los modelos parecen sacados directamente de un juego de Wii.

También es posible entrenar de a dos: el modo Free Training trae opciones para practicar al unísono, de manera alternada, o en un pequeño minijuego de boxeo donde tienes que conectar correctamente ciertos golpes para dañar a tu oponente. Las tres opciones son entretenidas, sobre todo si tu pareja o algún pariente quieren unirse a la diversión de hacer ejercicio en grupo.

Fitness Boxing

Al menos el dolor muscular se va

Una gran ventaja de un juego como Fitness Boxing respecto a una alternativa como el gimnasio es todo lo malo que trae consigo hacer ejercicio en un lugar habitado por miradas juiciosas. Además, el precio es un factor preponderante: por US$50 tienes buenas rutinas y una metodología entretenida de ejercicio en un espacio privado, y no tienes que caminar o conducir a un gimnasio que a veces está bastante lejos de tu hogar o tu trabajo.

El juego también te ayuda a calcular cuánto ejercicio necesitas para llegar a ciertas metas, además de las calorías quemadas y el porcentaje de éxito que tienes en cada sesión. Gamificacion sencilla y eficaz.

Si los asusta el dolor muscular, sepan que manteniendo un ejercicio constante, respiración adecuada -y controlando cualquier dolor severo con un médico- cada vez se genera menos ácido láctico en los músculos, por lo que puedes tener un buen ritmo de entrenamiento después de un par de semanas. Quién sabe, quizá éste ejercicio sea la puerta de entrada para drogas más duras en lo que a calidad de vida se refiere.

Los resultados tampoco son mágicos: se requieren semanas de entrenamiento para lograr resultados más "visibles", algo muy preciado en este mundo tan inmediato. Sin embargo, entendiendo que es un juego y una rutina de ejercicio al mismo tiempo, y llevando una vida sana además de la constancia necesaria en estos casos, podemos asegurar que el próximo verano será sin polera. No sabemos si te hará un mejor boxeador, pero mejorará tu salud.

No olviden que si esto los lleva a un mundo de vida tan sana que les salen músculos hasta en las rodillas, la culpa es del juego, no nuestra.

Fitness Boxing