Científicos confirman que en la actualidad los niños alcanzan la madurez ósea mucho más rápido que antes

Científicos confirman que en la actualidad los niños alcanzan la madurez ósea mucho más rápido que antes

Los científicos compararon radiografías hechas entre 1915 y 2006 y hallaron que ahora los esqueletos de los niños llegan a la madurez mucho antes.

Comúnmente se menciona que los niños crecen a un ritmo desenfrenado en comparación a tiempos pasados. Cualquiera pensaría que esa es una apreciación algo exagerada, pero estudios recientes estarían confirmando ese hecho. Al parecer, esto se evidenciaría a través de sus huesos.

Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri estudiaron con detenimiento el momento en el que los niños alcanzan la madurez ósea. Publicado en Clinical Orthopaedics and Related Research, el documento señala que ahora los pequeños alcanzan este punto mucho antes. Así lo declaró una autora de la investigación, Dana Duren:

Nuestros hallazgos muestran que hay una 'nueva normalidad' en el momento en que los esqueletos de los niños alcanzarán la madurez completa".

¿Y cuándo se daría esta madurez prematura? Comparado a hace un siglo, los niños (varones) actuales estarían adelantados unos siete meses. Mientras tanto, en las niñas la cifra es aún mayor: aproximadamente unos 10 meses.

Científicos confirman que en la actualidad los niños alcanzan la madurez ósea mucho más rápido que antes

¿Cómo se llegó a esta conclusión?

Toda la investigación se basó en una fase importante del crecimiento llamado fusión epifisaria. Los huesos largos cuentan con epífisis (zona del extremo) y diáfasis (región central). Cuando somos pequeños, contamos con algo llamado fisis o "cartílago del crecimiento". Dicho cartílago está entre la epífisis y la diáfasis y se ve reducido con el paso de los años (y el crecimiento de las demás zonas).

Cuando el cartílago de crecimiento desaparece, la epífisis y la diáfasis se unen, dando la fusión epifisaria. Este momento se considera que es el fin del crecimiento del hueso. 

Por eso los científicos tomaron radiografías existentes de al menos 1.000 niños que se realizaron entre 1915 y 2006. Todas fueron de las manos y muñecas y las utilizaron para comparar entre los sujetos nacidos a principios del siglo XX y aquellos que están viviendo en la actualidad.

Finalmente dieron con el hallazgo al tomar en cuenta el crecimiento de los que nacieron en los años 90, pues ya llegaron a su madurez ósea. Comparados con los nacidos en 1930, efectivamente nuestros huesos se desarrollaron más rápido.