El creador del concepto "meme" dio una charla en Chile sobre el futuro de la evolución

El creador del concepto "meme" dio una charla en Chile sobre el futuro de la evolución

La manipulación de nuestra evolución podría ser un arma de doble filo si los humanos se la toman a la ligera.

En el marco de lo que está siendo el Congreso del Futuro, el biólogo evolucionista Richard Dawkins, autor del libro "El gen egoísta" y creador del concepto meme, se presentó ante cientos de asistentes el Salón de Honor del ex Congreso Nacional.

La charla se tituló "El futuro de la evolución, las especies que queremos ser" y expuso sobre la selección natural y también selectiva. En concreto, tal como rescató EMOL, explicó las líneas del tiempo de la evolución, y cómo se desarrollan progresivamente. “La evolución biológica es un proceso de dos etapas. La primera es cambios genéticos aleatorios, que no son directos en las mejoras. Las mejoras vienen en la segunda etapa, selección”, dijo.

Dawkins es famoso, entre otras cosas, por crear el concepto "meme", entendido como lo que representa "todo lo que se viraliza". Particularmente sobre esto. habló sobre cómo podríamos manipular nuestra evolución con los avances en el campo de la modificación genética. Esto podría traer cosas buenas al enfrentar enfermedades como la hemofilia, pero también podría ser un arma de doble filo:

“Tal como podemos convertir un lobo en un bulldog, obviamente podríamos convertir al ser humano en algo superficialmente muy distinto. Como atletas o matemáticos".

Evidentemente todo esto no es tan color rosa como se pinta. Recientemente generó un alto impacto la modificación genética de bebes. ¿Hasta qué punto debería desarrollarse esta práctica? ¿Será que en un futuro acentuará las desigualdades sociales?

“Hay algunos problemas con manipulación genética selectiva. Como también consecuencias. Si tu seleccionas un gen, no sabes que otro gen podría cambiar. Vemos esto en los bulldogs, en que los cachorros tienen muchas dificultades al nacer, en que deben ser inseminados.

Nosotros podríamos reflectar un cometa entrante y enviarlo en su ruta. Primero tenemos que predecir su trayectoria. Al predecir si es que su trayectoria coincide con la nuestra, podríamos interpretarlo y aumentar su velocidad o frenarlo, lo único que tenemos que hacer es cambiar la velocidad en una pequeña cantidad”.

Dicho esto, conviene tomarse con cautela todo eso de “seres humanos mejorados”.