Un celular que se estaba cargando provocó un grave incendio en Bogotá

Un celular que se estaba cargando provocó un grave incendio en Bogotá

El dueño del celular dejó cargando su dispositivo mientras iba a comprar el desayuno. Cuando volvió se dio cuenta del incendio en su cuarto.

Un descuido producido en una vivienda en el noroccidente de Bogotá provocó un grave incendio que devoró rápidamente los objetos que había en el lugar. Según testigos, todo habría sucedido gracias a un celular que estaba cargando.

Daniel Patiño fue uno de los residentes de la casa que sufrió el incendio. Tal y como cuenta, únicamente puso su celular a cargar mientras salía a comprar el desayuno. Al parecer mientras hacía sus compras un cortocircuito terminó prendiendo en llamas el dispositivo:

Nosotros salimos un momento a comprar unas cosas. Llegamos a la casa, entramos y todo estaba en humo. Entramos a mi habitación y estaba completamente en llamas"

Solo 15 minutos bastaron para que se avivaran las llamas. Uno de los motivos de cómo se difundió tan rápido fue el haber dejado el teléfono móvil sobre la cama. No requirió mucho esfuerzo para que las chispas saltaran sobre las sábanas y difundieran el incendio por toda la habitación.

Sin embargo, el accionar de Patiño tampoco ayudó mucho al caso. Después de poner a salvo a los demás inquilinos, le lanzó un balde de agua a la cama. Naturalmente esto solo agravó la intensidad del fuego que terminó consumiendo todas sus pertenencias. Por fortuna el incendio no dejó heridos.

Un celular que se estaba cargando provocó un grave incendio en Bogotá

Más común de lo que se cree

Este no es un caso aislado en la ciudad. El Cuerpo de Bomberos de Bogotá confirmó que el año pasado actuó en por lo menos 2.500 incendios relacionados con fallas eléctricas. Naturalmente muchos de esos casos ocurren con celulares conectados a la corriente.

Según los uniformados un mala costumbre que tienen las personas es dejar conectados los cargadores todo el día. Esto aumentaría las posibilidades de que una falla eléctrica termine provocando un incendio. Peor aún si se dejan al lado de camas u otros elementos de madera.