Dragonfly: la misión de la NASA que quiere mandar drones hacia Saturno en 2019

Dragonfly: la misión de la NASA que quiere mandar drones hacia Saturno en 2019

La NASA tiene que decidir ya sí explorará Titán, la luna de Saturno.

En diciembre de 2017 la NASA se planteó un dilema poco peculiar: Enviar una sonda a un cometa o visita una luna de Saturno. Esa segunda alternativa es el proyecto de una misión peculiar llamada Dragonfly. Ya que contempla el uso de drones en aquel astro lejano.

Este año 2019 es el periodo límite en el que la agencia espacial debe elegir qué misión hará. Y con motivo de ello Space.com entrevistó a Melissa Trainer, investigadora principal adjunta de la misión y científica en la NASA:

Saturno

A primera vista, creo que mucha gente piensa que Dragonfly suena como la representación literal de lo increíble.

No solo es un concepto bastante emocionante con unos principios de ciencia sorprendentes y convincentes; sino que también es factible: es factible desde el punto de vista de la ingeniería.

En semanas recientes se ha confirmado que las lunas de Saturno, incluida Titán, albergarían agua dentro de ellas.

De hecho las condiciones de aquellos remotos cuerpos serían relativamente similares a nuestro planeta, la luna y otros vecinos.

Así que la idea de hacer una misión de exploración con drones; para recabar muestras y comprobar las similitudes con nuestra atmósfera, no es nada descabellada.

De ser elegida, Dragonfly iniciaría su vuelo desde la Tierra en el 2025. Para llegar a Titán en el 2034.