Ciencia: ¿Para qué sirven los telescopios espaciales que rodean a la Tierra?

Ciencia: ¿Para qué sirven los telescopios espaciales que rodean a la Tierra?

La ciencia es impresionante y a medida que el ser humano avanza se vuelve todavía mejor, por eso es que hemos logrado construir telescopios espaciales.

La ciencia a logrado avanzar tanto, que los telescopios espaciales existen y son una maravilla tecnológica, parte de eso se debe a que en el espacio no hay contaminaciones visuales presentes en la tierra y por eso es más fácil observar el espacio al estar en órbita.

¿Alguna vez te has preguntado para qué sirven estos telescopios que giran alrededor de la Tierra?

El hecho de estar en el espacio facilita el poder ver las estrellas y planetas a diferencia de cómo se ven en la Tierra, ya que no existen luces de ciudades que se interpongan o factores climáticos, de esa manera puede ver más lejos y sin preocuparse por estas cosas. También las corrientes de aire pueden afectar a los telescopios en tierra, ya que el más mínimo movimiento puede hacer que se pierda de vista el objetivo.

Ciencia telescopios espaciales

Algunos telescopios espaciales, incluso llevan consigo cámara infrarrojas que son capaces de ver agujeros negros y otros objetos que se encuentran demasiado alejados de la tierra para poder verlos con métodos tradicionales. Al no ver imágenes, sino calor, hace que se puedan descubrir más cosas que normalmente no podríamos ver. Ya sabes, ciencia.

Ciencia telescopios espaciales

Otra de las cosas que hacen que sea más conveniente tener un observatorio espacial, es el hecho de que la atmósfera terrestre tiene algo llamado “aberración óptica” lo cual hace que las imágenes se vean distorsionadas y no muestren detalles que se podrían ver desde el espacio.

Sumado a eso, la atmósfera terrestre absorbe gran cantidad del espectro electromagnético, haciendo que realizar muchas investigaciones sea imposible desde la tierra. Otros telescopios espaciales cuentan con cámara de rayos X y ultravioletas para poder distinguir elementos en espacio que de otra manera sería imposible hacerlo.