Virus que ataca cerdos y vacas podría ser clave para combatir el cáncer en humanos

Virus que ataca cerdos y vacas podría ser clave para combatir el cáncer en humanos

Aunque los científicos deben enfrentar un gran problema.

Un grupo de investigadores ha conseguido identificar un virus que ataca a las células cancerosas en humanos. Es tan potente, que incluso hace una distinción con las células que están sanas. Sin embargo, no todo es color rosa.

Se trata del virus Senecavirus, el cual se hizo popular por atacar principalmente a cerdos y vacas. ¿Qué relación guarda con nosotros? Investigadores habían encontrado hace años que el virus puede atacar selectivamente las células cancerosas humanas. De hecho, en base a ensayos clínicos, se logró evidenciar que tiene un efecto positivo contra tumores sólidos recidivantes en niños y el carcinoma de pulmón.

Sin embargo, siempre existió un problema, puesto que los experimentos también encontraron que el sistema inmunológico humano combatía el virus y lo eliminaba del cuerpo en un plazo de tres semanas, lo que le impedía completar su acción contra el cáncer.

Ahora, investigadores de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda descubrieron que el virus se une a un receptor llamado ANTXR1 (Anthrax Toxin Receptor 1), que está activo en más del 60 por ciento de los cánceres en humanos. En un nuevo estudio, publicado en la revista PNAS, los investigadores explicaron por qué el virus se asocia con la versión del receptor.

La investigación también plantea cómo los expertos están pensando en realizar pequeños cambios en la estructura del virus para que pueda continuar con su actividad anticancerígena sin que el cuerpo lo combata. ¿Cuál es el riesgo? Tal movimiento puede ser peligroso, ya que mejorará la capacidad del virus para destruir las células cancerosas, pero también producirá un virus que es completamente resistente al sistema inmunológico.

Ante esto, otra posibilidad es la supresión del sistema inmunológico. Sin embargo, tal tratamiento puede dañar la capacidad de atacar el cáncer con la ayuda del propio sistema inmunológico. Un dilema que deberá resolverse con el tiempo. Todo está por verse.