¡Ola de calor! Así reacciona tu cuerpo ante las altas temperaturas

¡Ola de calor! Así reacciona tu cuerpo ante las altas temperaturas

¿Qué se puede hacer para sobrellevar las olas de calor?

La Dirección Meteorológica de Chile avisó que esta semana se está produciendo una ola de calor en la zona centro del país. Si bien nuestro cuerpo tiene mecanismos fisiológicos para controlar la temperatura, es bueno tomar ciertas medidas en estos contextos.

La termorregulación es la capacidad que tiene un organismo biológico para modificar su temperatura dentro de ciertos límites. Esta capacidad posibilita añadir o quitar una cantidad de calor con la finalidad de tener una temperatura corporal estable.

En el caso de los humanos, nuestro organismo puede cambia su temperatura, sobre todo dependiendo de la edad, el momento del día y las actividades que realicemos. No obstante, según Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la temperatura corporal sana oscila entre los 36.1 grados celsius y los 37.2°C.

Cuando superamos los 38 grados celsius, podemos entrar en problemas y casi siempre se asocia a la fiebre vinculada a alguna enfermedad o infección. Pero ¿qué hay de las olas de calor? El clima también puede ser una condicionante en estos problemas, por lo que es importante considerar ciertos elementos.

Cuando el clima alcanza temperaturas muy extremas, ya sea por frío o calor, el mecanismo termorregulador del cuerpo se puede ver superado y pueden aparecer una serie de signos. De hecho, según Geosalud, los trastornos producidos por calor son el resultado del fracaso de los mecanismos fisiológicos que mantienen la temperatura corporal ante una sobrecarga de calor interna o ambiental.

¿Qué puede pasar? En principio, una persona se puede sentir con agotamiento producto de una deshidratación; cefalea, vértigo e irritabilidad pudiesen ser algunos de los síntomas asociados a este cuadro.

Así mismo, si es calor es muy extremo, se podrían experimentar calambres producto de la pérdida de sales y electrolitos. Otro problema que podría producirse sería el llamado síncope, cuando hay un aporte insuficiente de sangre, oxígeno o glucosa al cerebro. Esto último se traduce en sensación de vahído, con visión borrosa y de tambaleo postural.

¿En qué momento pasa a ser algo serio? Cuando el organismo pierde el control de la temperatura corporal y sube por encima de los 40,5ºC, se pueden generar daños en las estructuras celulares y en el sistema termorregulador, con un alto riesgo de mortalidad. Otro temas conocido, es el daño que se produce a la piel tras exponerse en horas críticas al Sol.

Para evitar llegar hasta las últimas consecuencias, es importante recurrir a mecanismos efectivos para bajar la temperatura corporal, sobre todo cuando se está expuesto a olas de calor. En este marco, se recomienda tomar mucho líquido, incluidas soluciones isotónicas, no exponerse directamente al Sol, reducir la actividad física, usar ropa ligera, permanecer en espacios ventilados y usar bloqueador solar.