Secuestradores pidieron rescate en bitcoin y la policía llegó hasta su propia casa

Secuestradores pidieron rescate en bitcoin y la policía llegó hasta su propia casa

Bitcoin no es tan anónimo como se cree.

Un secuestro terminó siendo frustrado luego de que el grupo responsable fuese rastreado hasta su propia casa. La forma fue analizando una transacción en bitcoin, la cual había sido solicitada por ellos mismos.

La situación involucra a varios países, como Costa Rica, Estados Unidos y España. No obstante, fue el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica, quien desmanteló una la banda.

Todo partió con el secuestro del empresario estadounidense William Sean Creighton Kopko. Quienes estuvieron detrás pidieron una alta suma de dinero en bitcoins por su liberación. Esta transferencia se hizo efectiva por un equivalente a USD$ 950.800 en bitcoin.

¿Qué fue lo que pasó después? Lo que pareció ser un golpe perfecto, dejó huellas. Los secuestradores abrieron el monedero desde la casa de uno de sus miembros, en la localidad de Cartago, lo que le permitió a las autoridades locales identificar la dirección IP y llegar hasta su propia casa.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que detuvieron a nueve centroamericanos y tres españoles. El líder de la banda era un informático de 25 años, de apellidos Morales Vega, quien no supo darse cuenta de las huellas que dejaba.

Al parecer la banda era familiar, puesto que también arrestaron a familiares del implicado. Así mismo, aunque el caso está resuelto, aún se desconoce el paradero de William Creighton, quien fue secuestrado el 24 de septiembre de 2018.