Apple no lo está pasando bien económicamente por culpa de China

Apple no lo está pasando bien económicamente por culpa de China

Anuncian menos ingresos de los esperados.

Después del último año fiscal de Apple, correspondía informar por parte de su CEO, Tim Cook, la situación de la empresa a los inversores.

En esta misiva, sorprendentemente, no todo son buenas noticias, al contrario, vaticinan altas pérdidas y explican diversos factores que pueden estar afectando la economía de Apple.

¿La principal? Evidente, lo político. La guerra comercial entre Estados Unidos y China está afectando enormemente a los de Cupertino, que ven en estos movimientos políticos una de las causas del porqué piensan que van a disminuir sus ganancias en un 10% aproximadamente.

Se preveían ganancias por 93.000 millones, que al parecer no contaban con, bueno, Trump, por lo que bajaron a 84.000 millones su expectativa.

En palabras de Tim Cook:

No previmos la magnitud de la desaceleración económica, particularmente en China continental. El entorno económico en China se ha visto aún más afectado por el aumento de las tensiones comerciales con EE.UU.

Ese es un gran problema para Apple, pero además el tema de las baterías en algunos modelos más antiguos, donde se vieron casi forzados a ofrecer cambios por 29 dólares también les está pegando según dice el mandamás del conglomerado de Infinite Loop.

En sus propias palabras explica a grandes rasgos que la gente no está cambiando tanto su iPhone como en otros años porque estos siguen funcionando bien. Es cosa de mirar al iPhone 5S, un modelo del 2013 que aún cuenta con el último software, un desempeño normal y por poco dinero una batería fresca.

Quizás Apple deba seguir el modelo de otros, donde al año se pierde el soporte, forzando así que la gente deba renovar sus equipos, o quizás matarlos con actualizaciones que los hacen casi inutilizables.

Veremos qué futuro le espera Apple. ¿Es el comienzo del fin? ¿Es la economía china y sus empresas los grandes ganadores y próximos líderes del mercado tecnológico móvil? Hora de jugar a Nostradamus.