México: Compra en Amazon Estados Unidos desde tu misma cuenta

México: Compra en Amazon Estados Unidos desde tu misma cuenta

Amazon tiene un sin de productos disponibles, y aquí te decimos cómo comprar productos que solamente existen en el catálogo de Estados Unidos.

Amazon es sin duda uno de los servicios de compra en linea más importantes a nivel mundial, ya que cuenta con una infinidad de productos en su catálogo que incrementa día con día.

A pesar de que no todos los productos se encuentren disponibles en todos los países, es posible comprar casi todos los productos del catálogo de Estados Unidos con tu cuenta de México.

¿Tengo que crear otra cuenta?

Lo primero que tienes que saber es que no necesitas crear una nueva cuenta para poder realizar compras en Amazon de otros países, tu cuenta de México sirve perfectamente para comprar productos de Amazon a nivel internacional, aunque siempre hay una excepción y en este caso, es la tienda de Japón, en la cual no podrás comprar con tu cuenta mexicana, pero esa, es otra historia.

Tampoco debes preocuparte si es que no dominas el idioma inglés, ya que es posible cambiar el idioma de la página al dar clic en el ícono de idioma en la parte superior derecha de la página.

Amazon Estados Unidos

¿Cuáles productos están disponibles?

Básicamente esto lo sabrás al buscar lo que quieres comprar, si el producto no se puede mandar a México por alguna razón, se te informará en la descripción del producto. Pero cada vez son más los artículos que se pueden importar desde Amazon Estados Unidos, así que no te preocupes mucho por esto.

También ten en cuenta que los artículos se pueden agotar y no hay forma de adquirirlos a menos que el vendedor obtenga más productos.

Todo muy bonito pero ¿En cuánto me sale el chistecito?

Ahora vamos a hablar de números, que sin duda es lo más importante a la hora de hacer tus compras. Recuerda que el precio del producto se verá afectado por impuestos de importación y por gastos de envío, por lo que es importante ingresar toda la información de forma precisa.

Teniendo todo esto, se nos dará una fecha de entrega aproximada y el costo total en dólares, el cuál podremos convertir a pesos ahí mismo, pero como no todo en la vida es miel sobre hojuelas, Amazon maneja un tipo de cambio de dólar, digamos, un poco más caro, por lo que es recomendable seleccionar la opción de pagar directamente en dólares (USD) en lugar de pagar en pesos.

Amazon Estados Unidos

 

Las diferencias del cambio de dólar a pesos suelen ser de un peso más al convertirlo en Amazon (Un peso extra por dólar) por lo que conviene dejar que el banco haga la conversión a la hora de cobrar.

Cabe mencionar que no todos los bancos permiten la compra de productos en dólares sin autorización previa, por lo que es recomendable ir a tu institución bancaria con la que realizarás comprar en dólares para que autoricen tu tarjeta para compras internacionales.

También debes saber que este tipo de transacciones solamente funcionan con tarjetas de débito o crédito, por lo que no será posible usar otras formas de pago como depósito en OXXO o con recargas.

Y a todo esto ¿Tengo garantía?

Las garantías las da el proveedor dentro del país en donde se realiza la compra, por eso es que si compras una consola de videojuegos o un dispositivo electrónico de otro tipo desde Amazon Estados Unidos, puede que termines gastando mucho más en mandar de regreso el producto defectuoso y a parte pagar el envío de vuelta a ti de un nuevo producto. De igual manera, hay proveedores que deciden no hacer válida la garantía fuera del territorio de origen, por lo que debes saber que te arriesgas a no tener garantía en caso de algún error de fabricación.

Amazon, gasta tu dinero aquí.

Sin importar si el producto que vas a adquirir sea grande o pequeño, recuerda ser muy cuidadoso a la hora de gastar tu dinero en línea, siempre ingresa tu información personal dentro de la página de Amazon y no entres a links de dudosa procedencia, ya que hay páginas que se hacen pasar por Amazon para robar tu información.

Parece exagerado decir esto, pero créanme, nunca está de más.

¡Felices compras!