Windows 10 tendrá un sistema para correr aplicaciones sospechosas sin riesgo

Windows 10 tendrá un sistema para correr aplicaciones sospechosas sin riesgo

Windows Sandbox es un hecho y podría facilitarte mucho la vida.

Seguramente a muchos les ha pasado que al descargar un archivo .exe desde fuentes desconocidas, les abunda la desconfianza. Esto resulta natural, con la gran cantidad de malware dando vuelta. Por eso, Microsoft implementará Windows Sandbox en Windows 10.

Windows Sandbox es básicamente un entorno aislado que posibilita ejecutar software en el que no confías de entrada. Lo útil, es que no afecta tu instalación principal.

Cada vez que Windows Sandbox se habilite, simplemente se creará una nueva instalación liviana (100 MB) de Windows (dentro del mismo sistema) para ejecutar la/s aplicación/es para las pruebas.

Es posible que hayas creado una máquina virtual para propósitos como este, no obstante, este mecanismo promete ser más rápido y sencillo. Si bien no se necesita configurar una máquina virtual, se requerirá capacidades de virtualización.

¿Es realmente seguro? Según un reporte de la misma compañía, “una vez que se cierra Windows Sandbox, todo el software con todos sus archivos y estados se elimina permanentemente”. De modo que sí, será más seguro que hacerlo de forma nativa en el sistema.

Quienes quieran hacer pruebas con esta nueva función podrán hacerlo en Windows 10 Pro o Enterprise build 18305, deberán tener capacidades de virtualización habilitadas en BIOS y al menos 4GB de RAM, entre otros requisitos que puedes ver aquí.