Una fotografía de una tortuga "con un mundo sobre su caparazón" se hizo famosa en internet y resultó ser real

Una fotografía de una tortuga "con un mundo sobre su caparazón" se hizo famosa en internet y resultó ser real

Los investigadores estaban asombrados cuando encontraron la tortuga y descubrieron que cargaba una cantidad de tierra que pesaba más que el reptil.

Durante milenios la humanidad se preguntó cómo se veía el mundo que estaba a su alrededor. Casi nadie se podía imaginar en la antigüedad que la Tierra era en realidad una esfera que flotaba en el espacio, y cada cultura hizo su propia versión del planeta. Sin embargo, hubo una versión que trascendió en varias civilizaciones, y esa implicaba una gran tortuga.

Una de las primeras etnias en mencionar esto fueron los hindúes. Según ellos, el segundo avatar del dios Vishnu era Kurma, quien tenía la forma de una tortuga. La mitología dice que desde este gran reptil (y cuatro elefantes) se alzó una montaña donde reposa todo el cosmos. 

Historias similares se replicaron en China e inclusive entre los nativos norteamericanos. Básicamente, una tortuga que sostenía los cielos o todo el mundo en el que vivían los humanos.

Por eso internet se sorprendió cuando se difundió una fotografía de una tortuga con una gran cantidad de tierra sobre su caparazón. Pocos creían que un animal como este fuera capaz de cargar tales pesos más allá de la mitología. Sin embargo, allí la vemos tranquila soportando algo del doble de su tamaño. ¿Cómo pudo haber sido esto posible?

Una fotografía de una tortuga "con un mundo sobre su caparazón" se hizo famosa en internet y resultó ser real

La historia detrás de la fotografía

Tras varias incógnitas, quienes tomaron la foto se pronunciaron al respecto. La imagen se debe a los investigadores de Task Force Turtle, un grupo de estudio del Washington College que se dedica a estudiar a estos animales.

El reptil implicado es una tortuga mordedora común (Chelydra serpentina)Estas son abundantes en los pantanos del estado de Maryland en EE.UU. y son estudiadas con radiotransmisores que instalan en sus cuerpos para hacerles continuo seguimiento. 

A los científicos les llamaba la atención cómo son de precisos estos animales en su desplazamiento. Los individuos de especie en particular pasan mucho tiempo enterrados en el barro durante el verano hasta que llega el invierno. Una vez pasa esto, ellos emergen para ir a buscar sus escondites de invierno. Todos los años se dirigen exactamente al mismo punto, donde tienen una exactitud de pocos centímetros.

En un momento los académicos siguieron la travesía de las tortugas para buscar su escondite de invierno. Ante esto, hubo una señal que se quedó en el mismo lugar y pensaron que el transmisor se había desprendido. Sin embargo, dos semanas después notaron que la señal se movió y fueron a mirar qué había sucedido.

Así, vieron y fotografiaron a la famosa tortuga. Al parecer esta se había quedado a gusto enterrada esas dos semanas en el fango de un lago que se había secado. Esto provocó que se acumulara sobre su caparazón 25 centímetros de tierra que pesaba 8 kilos mientras que el reptil pesaba solo 6. 

Increíblemente el animal no tuvo ningún problema para desplazarse con ese peso encima. Esto plantea una incógnita sobre las capacidades de estos seres, que pueden vivir meses bajo tierra sin necesitar salir a la superficie para obtener aire. Resulta ser una especie muy robusta, por lo visto.

Una fotografía de una tortuga "con un mundo sobre su caparazón" se hizo famosa en internet y resultó ser real