El primer sitio web chileno ya tiene 25 años de existencia

El primer sitio web chileno ya tiene 25 años de existencia

“Era algo impensado. Solo mandábamos correos electrónicos, cuando los computadores funcionaban a través de los teléfonos”, dijo uno de los creadores.

La historia de internet es reciente, en comparación con otros hechos históricos. Chile se subió rápidamente a la ola de los sitios web en la década de los noventas y fue en la Universidad de Chile donde se creo el primer sitio web.

Aunque la World Wide Web fue presentada en agosto de 1991, desde fines de los años 80, en la Universidad de Chile, ya habían comenzaron a trabajar en programación. Con la explosión que representó la WWW, se sentaron las bases para que en 1993 se creara la primera página web del país: www.dcc.uchile.cl.

Desde el medio local La Tercera, entrevistaron a José Miguel Piquer, académico del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile desde 1986 y premio nacional de Telecomunicaciones 2015, quien inscribió el dominio “.cl” en 1987; estableció la primera conexión a internet en 1992, y creó, junto a un grupo de alumnos, el primer sitio web hecho en Chile, en 1993.

El tiempo entre cada hecho, se debe a que la tecnología sencillamente no estaba tan avanzada para crearlo antes en el país. De hecho, el primer sitio web chileno se lanzó casi al mismo tiempo que en Canadá. Así lo dijo el académico al portal:

Era algo impensado. Solo mandábamos correos electrónicos, cuando los computadores funcionaban a través de los teléfonos. Pese a la precariedad, ya era increíble mandarse un paper por correo y que otra persona pudiera modificarlo y mandarlo de vuelta. Era algo maravilloso, la vida en esa época eran cartas o fax. Todo a nivel universitario aún, no lo conocía nadie.

Para Piquer la mundo ha avanzado de forma bastante rápida, e incluso a él le impresiona:

Es impresionante que todo esto haya ocurrido en solo 25 años, a veces me cuesta transmitirlo a mis alumnos porque son muy jóvenes, les parece una eternidad.

Hoy, el sitio sigue disponible, aunque evidentemente con modificaciones. Visítalo aquí.