Alquiler de scooters, la nueva solución de transporte de Bogotá

Alquiler de scooters, la nueva solución de transporte de Bogotá

Varias son las compañías que luchan (o planean hacerlo) por el mercado del alquiler de scooters en Colombia y cuya primera batalla será en Bogotá.

Una nueva opción de transporte se avecina (y en ciertos casos, ya funciona) en las principales ciudades colombianas. Se trata del negocio de alquiler de scooters, o patinetas eléctricas, que promete resolver problemas de movilidad en urbes muy congestionadas como Bogotá. 

Esta idea se lleva realizando en otras ciudades del mundo como Los Ángeles con empresas como Jump (Uber) y Bird. La introducción de scooters en metrópolis ha resultado un éxito, pues promueven un menor tráfico de vehículos en sus vías. 

Su concepto es sencillo: tomar uno de estos medios de transporte, usarlo durante unos minutos y dejarlo en otro punto para que otro usuario acceda a él fácilmente. Solo eso ha bastado para ganarse la aprobación del público. Además, Naturalmente, como cualquier negocio que reporta buenas ganancias, la idea termina cruzando fronteras.

Ahora es el turno para que Bogotá reciba a las populares scooters. De hecho, ya hay aplicaciones funcionando desde hace un tiempo en las calles más concurridas de la ciudad. Este es el caso de Cosmic Go y el de Grin, que pertenece a la reconocida compañía colombiana Rappi.

No obstante, más competidores próximamente van a entrar en el mercado. Ya se sabe que tanto Uber (probablemente con Jump) y Cabify piensan lanzar sus propias scooters por la ciudad para 2019. Básicamente: de entrada el negocio tendrá mucha competencia.

Algunos miedos surgen a raíz de este sistema. Por ejemplo, ¿cómo se podría garantizar que no hayan robos de las unidades? ¿Su existencia tendrá oposición como ocurrió con Uber? De todas formas, hasta ahora ha tomado su rumbo natural y la gente va a empezar a explotar el potencial de las scooters.

Alquiler de scooters, la nueva solución de transporte de Bogotá

¿Cómo es su funcionamiento?

La mayoría de estas plataformas trabaja de manera similar. Se descarga una aplicación que muestra un mapa de la ciudad con la ubicación de todas sus scooters disponibles.

Al escoger una unidad, el usuario solo debe acercarse y escanear el código QR que aparece en la patineta. En ese momento podrá usarla, y con un empujón podrán llevar al usuario rápidamente a cualquier parte. Eso sí, naturalmente se parte de un cobro inicial que va a aumentando con el tiempo.

Cuando se termine la travesía, el usuario deberá dejarla en alguno de los puntos señalados por cada plataforma. Algunas sugieren compartir una foto del lugar donde está la unidad para así ayudar a otra persona a encontrarla más rápidamente. Después del viaje se carga el cobro a la tarjeta de crédito registrada, que por cierto, es un requerimiento para hacer una cuenta.

Alquiler de scooters, la nueva solución de transporte de Bogotá

Problemas con las autoridades

No obstante, no todo ha sido color rosa con el tema de las scooters. El nuevo negocio encontró sus primeros obstáculos y estos implican a la propia ley. 

Así lo informó el edil por Chapinero del Centro Democrático Juan Pablo Echeverry en su cuenta de Twitter. Según relata, el fin de semana pasado la policía incautó más de 40 scooters de Grin siguiendo órdenes de la alcaldía local.

La versión de la alcaldía es que la presencia de las scooters estaba violando lo establecido en la Ley 1801 de 2016. Esta habla del uso apropiado del espacio público, requerimiento que infringían las patinetas eléctricas al ocupar espacio en los andenes.

Las autoridades aclaran que no están en contra de estos proyectos. Sin embargo, señalan que se debe gestionar los correspondientes permisos con la entidad encargada.

Este episodio deja dudas sobre el negocio del alquiler de scooters ¿Encontrarán estas plataformas una cómoda entrada al país o por el contrario se enfrentarán a una resistencia como ocurrió con Uber?