Uno de los mejores del año y con razones: Review del Huawei Matebook X Pro [FW Labs]

Uno de los mejores del año y con razones: Review del Huawei Matebook X Pro [FW Labs]

Seguridad, potencia, portabilidad.

Hace unos meses empezaron los recuentos anuales y no fueron pocos los sitios especializados que tenían al nuevo Matebook X Pro de Huawei en su lista de favoritos. Sí, en papel se ve como la gran cosa (spoiler: lo es), pero es distinto usarlo como tu máquina principal y ver cómo anda en el día a día, en el mundo real.

Estas son las especificaciones técnicas del equipo que estuve probando:

  • Pantalla de 13 pulgadas con un 91% de proporción entre cuerpo y pantalla. 3K y touch.
  • Procesador Intel Core i7 de 8va generación (8550U)
  • 8 GB de memoria RAM
  • Batería de 57.4 Wh
  • 512 GB de almacenamiento SSD
  • GPU NVIDIA GeForce MX150 2 de GB GDDR5 / Intel UHD Graphics 620
Huawei Matebook X Pro

Diseño

Siendo un usuario mayoritariamente de MacBook no pude evitar notar un parecido. Las terminaciones, los colores, la intención de diseño es la misma y honestamente no tengo mucho que alegar, porque me gusta.

Ahora, este equipo toma otras cosas y las hace mejores, mientras que otras no tanto. El ejemplo más evidente es la pantalla, donde con una resolución de 3K, suficiente brillo, ser touch y casi no tener bordes lo hace ver muy futurista y es muy satisfactorio de usar. Tener un buen panel es gran parte de que un laptop sea bueno, porque lo estás mirando todo el día. Aquí Huawei cumple.

Huawei Matebook X Pro

El teclado, a pesar de la delgadez del equipo (pesa 1.3 kilos) sigue teniendo suficiente recorrido en sus teclas. Ya me había acostumbrado a los mariposa de Apple, pero volver al estilo "clásico" no me costó nada, y aunque preferiría que tuviera un retorno un poco más rápido, la experiencia es súper decente y te deja escribir tranquilo por horas y horas sin fatiga. Por cierto, es retro-iluminado, un detalle que ya no perdono en ningún portátil y qué bueno que aquí está presente.

El touchpad es grande y muy preciso, pero al venir de uno con "Force Touch" me costó acostumbrarme a lo mecánico clásico, donde hay que ponerle más fuerza al centro y preferir las esquinas para un click satisfactorio.

Respecto a los parlantes, el no estar escondidos y ser frontales los hace muy agradables, con buena resolución y sin tanta pérdida de calidad en volúmenes altos, pero sobre eso último, creo que podría tener más potencia y de hecho gracias a software les di un empujoncito, pero deberían sonar más fuerte desde la caja.

Huawei Matebook X Pro

El I/O del equipo me deja súper conforme, porque junto al puerto de audífonos hay dos puertos USB-C Thunderbolt 3 y en el otro costado un USB-A, por lo que jamás tuve que recurrir al dongle que viene incluido en la caja (alto detalle en lo que otros fallan), que te agrega un USB-A, HDMI, VGA, Ethernet y otro USB-C. Estás cubierto y no hay que pagar extra, bien.

Huawei Matebook X Pro

Uno de sus apartados más interesantes y que la gente comenta mucho es el posicionamiento de su webcam, que está "escondida" bajo el teclado y que con presionar la tecla, sube. Muchos me comentaron que amarían tener esto por privacidad y para no andar pegando stickers encima. Lo que es yo, no me importa mucho, pero aplaudo la buena idea, ya que en los bordes de la pantalla no cabe. Ojo, el ángulo no es muy favorable, pero no hago muchas video-conferencias, la verdad. Al final del día, y quizás sin quererlo, Huawei entregó una solución en seguridad y privacidad que muchos buscaban.

Huawei Matebook X Pro

Rendimiento

Me da gusto que este año haya probado tantos equipos buenos, que con sus especificaciones y diseño tan cuidado dan ganas de usar a pesar de Windows, que no es mi sistema operativo favorito y sé que es un tema que causa mucha división.

Tener un procesador de última generación y una tarjeta gráfica como la que trae me permitió, sin muchos problemas, prestarle el PC a mis sobrinos niños rata para que jugaran LOL y Fortnite ¿problemas? Casi ninguno, a excepción de que si llevaban mucho tiempo, partes del teclado estaban muy calientes, lo que me habla de que quizás la arquitectura física del equipo no le hace un gran favor a su cerebro.

Huawei Matebook X Pro

Esto lo pude probar con juegos como Forza Horizon 4, donde en calidad media pude jugar decentemente y nunca hubo throttling, pero sí ya era algo incómodo el tema de la temperatura.

En programas de edición de fotografía y video vuela sin problemas, exportando rápido y a pesar de que con harto ruido de ventiladores (lógico), la temperatura anduvo ok. O sea, de que puede hacer tareas pesadas, puede, pero juegos muy exigentes no son lo suyo, o al menos no es lo ideal.

Huawei Matebook X Pro

El resto de las tareas las cumple como un campeón y su versión de Windows tiene menos bloatware. Es un agrado realmente.

¿Lo recomiendo?

El precio del MateBook X Pro es bastante elevado. En Estados Unidos, la misma versión que se ofrece en Chile cuesta USD $1.449, mientras que acá llegó a CLP $1.449.990, que haciendo la conversión, es quizás demasiado elevado. Aunque ojo, que es el precio de lanzamiento.

Huawei Matebook X Pro

La pregunta es ¿realmente lo vale? Teniendo en cuenta sus características físicas, duración de la batería (doce horas de uso y jugando entre medio) y otros elementos, sí, no obstante, existen alternativas mucho más económicas que cuentan con un rendimiento similar. Ahora, si nuestra preocupación se orienta más hacia el diseño, los materiales empleados para su construcción y ese hermoso panel táctil de 13 pulgadas 3K, además de mucha portabilidad el MateBook es una tremenda opción y probablemente una de las mejores del año con Windows.