La guía definitiva para "desbloquear" tu PlayStation Classic

La guía definitiva para "desbloquear" tu PlayStation Classic

Te enseñamos paso a paso cómo agregarle nuevos juegos a la vapuleada consola retro de Sony, para jugar Tony Hawk y SmackDown 2 sin problemas.

La PlayStation Classic ha probado no tener muy buena fama: los reviews le dan un dedito para abajo en general, y se ha comprobado que incluso la SNES Classic, su contraparte, tiene mejor rendimiento en los mismos juegos.

Tal parece que la consola va directo al desastre, y las críticas apuntan a un culpable muy claro: la biblioteca de juegos de la consola. Si bien tanto Final Fantasy 7, Wild Arms, Syphon Filter y Metal Gear Solid son buenas opciones, el resto se queda relegado a un lugar muy mediocre. ¿Destruction Derby? ¿Intelligent Qube?

De todas maneras, como la historia con estas consolas “retro” nos ha mostrado, era cuestión de tiempo hasta que un hack estuviese disponible. Lo cierto es que ese hack llegó, aunque no necesariamente como lo esperábamos; métodos como gpghax, donde es necesario modificar la base de datos de juegos de la PlayStation Classic, convertían el proceso en algo riesgoso.

Sin embargo, hace algunos días se hizo público BleemSync, un método relativamente seguro -se ejecuta en boot y no modifica tu consola ni sus archivos- y que sólo requiere de unos cuantos pasos no tan complicados para comenzar a jugar los juegos que tú quieras, no los que Sony haya licenciado para ti.

BleemSync funciona de una forma muy sencilla: se monta sobre el sistema de archivos de la consola, modificando la interfaz de usuario para mostrar juegos añadidos. Además soporta juegos multidisco, y puedes descargar gran parte de las portadas de los juegos de manera automática.

Es preciso recordar que los juegos a incluir en la consola deben ser backups, es decir, respaldos de tus juegos originales adquiridos legalmente. Todo uso malicioso de propiedad intelectual ajena no es nuestra responsabilidad.

PS Classic

¿Qué necesito?

Para agregar tus juegos favoritos necesitas:

  • El ejecutable de BleemSync, que puedes conseguir en GitHub tanto para Windows como para MacOS y Linux.
  • Un PC ejecutando uno de los sistemas operativos mencionados anteriormente.
  • Una memoria USB de al menos 4 GB de almacenamiento, preferentemente 3.0 o con una buena velocidad de lectura/escritura.
  • Respaldos de los juegos que quieras agregar
  • Una PlayStation Classic, duh

Consideraciones importantes antes de comenzar:

  • Tu memoria USB debe estar formateada en FAT32 o EXT4, de lo contrario la PS Classic no la reconocerá.
  • Muy importante: el nombre de la memoria debe ser “SONY”, en mayúsculas y sin las comillas.
  • Tus respaldos deben ser “dumps” reales de dichos juegos, en formato CUE/BIN. Es decir, debes tener dos archivos por juego, uno *.cue y otro *.bin, ambos con el mismo nombre.
  • Asimismo, si tus respaldos tienen múltiples archivos BIN, deberás juntarlos con alguna herramienta como CDMAGE o ISOBUSTER.
  • Si estás agregando juegos a la biblioteca manualmente, necesitas una imagen PNG (226×226) de la portada del juego.

¿Cómo hacerlo?

El primer paso es descargar BleemSync, y descomprimir el archivo en la memoria que renombramos como SONY. Esto te creará varias carpetas que usaremos luego.

Como segundo paso, necesitas configurar los juegos que quieras agregar, ya sea de forma automática como manualmente.

Si ya tienes un par de backups, agrégalos de manera secuencial en la carpeta “Games”. ¿Secuencial? Efectivamente: debe existir una numeración de carpetas, comenzando en 1 y terminando en el que quieras. Sólo asegúrate de cambiar los archivos que BleemSync tiene por defecto en las respectivas carpetas GameData de cada número; son ejemplos de cómo deberías organizar tus archivos.

BleemSync

Como dijimos arriba, da igual qué nombre tengan los BIN/CUE, siempre y cuando sean iguales entre ellos. Cuando ejecutemos la sincronización, BleemSync buscará el número de serie de cada juego y lo comparará con su base de datos, para entregarte el arte y los archivos necesarios para ejecutar el juego.

Sin embargo, si no quieres sincronizar de forma automática, o tu computador no está conectado a internet, deberás hacerlo manualmente.

Para que BleemSync haga manualmente ese proceso, necesitas copiar el archivo game.ini que ya viene incluido -o hacer uno nuevo- asegurándote de cambiar en cada archivo los datos de cada juego en particular, usando un editor de texto plano. El archivo debería verse así:

BleemSync

Donde “Discs” debe ser el nombre del BIN/CUE, sin la extensión. Si tu juego tiene varios discos, sepáralos con una coma.

Los otros dos archivos necesarios son la carátula del juego y el archivo de configuración del emulador. La foto en PNG del juego debe tener el mismo nombre que el BIN/CUE para que la consola la detecte, y el pcsx.cfg lo puedes copiar y pegar en todas las carpetas usando de referencia el que ya viene incluido en BleemSync.

En resumen, la carpeta GameData que corresponde a cada juego debería estar ordenada de esta forma:

BleemSync

La sincronización

Tras ordenar todo y asegurarte que no hayan errores de sintaxis, abre tu línea de comandos favorita (CMD, Terminal o Consola) y úsala para llegar hasta la carpeta BleemSync y ejecutar BleemSync.exe. Si tienes problemas ejecutándolo desde MacOS, usa CD para llegar a la carpeta y usa “./BleemSync” -sin las comillas- para abrir el ejecutable.

La sincronización hará dos pasos: chequeará cada carpeta numerada para ver si hay configuración manual, y de lo contrario descargará la información de cada juego a cada carpeta, junto con los archivos necesarios. Además hará la lista definitiva que la consola leerá para ejecutar tus juegos, así que aunque hayas hecho la configuración manualmente, es un paso obligatorio.

Lo único que queda es desmontar la memoria USB, conectarla en el puerto USB del segundo control, y listo: los juegos que agregaste deberían aparecer.

Probando este método hemos encontrado ciertas inconsistencias al iniciar, en particular porque la consola no pasa del boot y se reinicia. Para evitar esos inconvenientes, sugerimos desconectar el primer control y volver a conectarlo cuando la consola lo indique. Si ese método no funciona, probar la memoria flash en el primer puerto, apagar e intentar otra vez en el segundo.

Recomendamos no quitar la memoria flash con los juegos hasta que ya se esté ejecutando, o siempre antes y después de conectar la PlayStation Classic a la corriente. De lo contrario, puedes llegar a brickearla.

El resto de las dudas pueden ser resueltas leyendo la documentación de BleemSync en su GitHub. Nosotros nos vamos a jugar Tony Hawk Pro Skater 2, porque ahora podemos.