Organización Mundial del Turismo: Uso de Big Data, análisis predictivo, chatbots e innovación como desafío principal

Organización Mundial del Turismo: Uso de Big Data, análisis predictivo, chatbots e innovación como desafío principal

En Fayerwayer hablamos con Natalia Bayona, directora de Innovación y Transformación digital de la Organización Mundial de Turismo dependiente de la ONU.

La Organización Mundial del Turismo lanzó hace poco un departamento que pretende cambiar la forma en que se promueve y se construye la oferta y la industria turística: Un departamento de Innovación y Transformación Digital.

La colombiana Natalia Bayona es la directora de esta área, y estuvo en Chile para participar de un seminario de Marketing Digital organizado por Sernatur.

En entrevista con Fayerwayer destacó el trabajo de este departamento y cómo es necesario aunar esfuerzos entre emprendedores, gobiernos locales e inversionistas para mejorar el panorama.

Natalia Bayona

“Nuestro foco es ayudar a los distintos Estados miembros a desarrollar sus propios ecosistemas de emprendimiento, conectarlos y escalarlos. Potenciar la unión de seis actores claves: Universidad y academias, Startups, Gobiernos, Instituciones y aceleradoras, que permitan sacar adelante el ciclo virtuoso de la innovación”.

“Hacemos competiciones de startups, donde buscamos atraer a los principales emprendedores en materia de innovación turística. Por ejemplo este 2018 recibimos más de 3.000 proyectos de más de 130 países en el mundo”, sostiene Natalia.

La directora de Innovación y Transformación Digital de la OMT sostiene que, “Queremos facilitar que el ecosistema de emprendimiento le de las herramientas a los diferentes emprendedores, países y gobiernos para que puedan sostener un ecosistema virtuoso en materia de innovación. Con big data e inclusión de las nuevas tecnologías queremos que esto sirva para la toma de decisiones en el sector público y en la promoción del turismo sostenible”.

FW: ¿Cuáles son alguno de los emprendimientos más destacados que han salido de estas convocatorias?

NB: Nos dirigimos a emprendedores del sector turístico y hemos recibido varias cosas interesantes: Aplicaciones que detectan alquileres de hoteles por hora y así ayudan a que los hoteles tengan siempre ocupación. Aplicaciones donde uno puede saber dentro de la ciudad como turista cuáles son las atracciones turísticas y cómo están: si están muy llenas de gente o si necesitan más gente para que las ciudades puedan controlar el flujo turístico, tenemos un tour operador digital que trabaja con las comunidades indígenas en Colombia.

FW: ¿Qué le pasa a la OMT y a tu área con las plataformas aún informales y que son muy utilizadas en el turismo mundial como Airbnb o el mismo Uber?

NB: Hay que regular las aplicaciones como Airbnb, ya que aceptamos y queremos trabajar con esas plataformas, y estas apps también quieren regularse, lo que sucede es que la tecnología siempre va un paso adelante sobre las regulaciones internas de cada gobierno y ahí hay una brecha que debemos cerrar. Pero todo esto democratiza y mejora el turismo. No hay que acabarlas por ningún motivo, debemos trabajar con ellas de una forma regulada y legal.

FW: ¿Cómo ves el panorama de Chile en cuanto a innovación tecnológica en el área turística y qué deberíamos aplicar?

NB: En Chile se hace necesario tener más plataformas de big data que nos ayuden a analizar los comportamientos y estacionalidades del turismo chileno y saber cuándo lanzar promociones. Hoy con la tecnología se pueden tomar esas decisiones numéricas, en vez de algo cualitativo y subjetivo. Necesitamos más análisis predictivo para Chile y que además el turista tenga acceso a aplicaciones con las actividades, tiempos de traslado y promociones en el país. Que esté permanentemente conectado con el destino para además hacer sugerencias a través de su ubicación.

Los chatbots también son bastante útiles en la parte hotelera, ya que pueden ayudar a sensibilizar lo que está pasando en el turismo. Por ejemplo, yo voy a un hotel más de cuatro veces porque soy un turista de negocios y el asistente virtual ya sabe mis hábitos y puede saber cuándo ofrecerme un café o en qué momento levantarme y eso como hotelero me da un valor agregado.