NASA mide la luz de todas las estrellas del universo

NASA mide la luz de todas las estrellas del universo

Eso suena como ciencia ficción. Pero es posible. Más o menos.

Esos locos de la NASA. Tienen una cantidad impresionante de proyectos activos y en puerta de ejecutarse. Pero en medio de todo se las arreglan para hacer algunas de las acrobacias aritméticas más extravagantes de la historia.

Un perfecto ejemplo de ello es la más reciente investigación publicada en conjunto con la Universidad de Clemson en la más reciente edición de Nature.

En donde estos científicos en conjunto con un equipo internacional de astrónomos consiguió medir la luz emitida por las estrellas que existen o han existido en todo el universo.

NASA

Todo gracias a la medición de la niebla cósmica conocida como  luz de fondo extragaláctico (EBL, por sus siglas en inglés). Así lo explica Alberto Domínguez, profesor de la Universidad Complutense de Madrid. En entrevista para la BBC:

La EBL es como una niebla de fotones que llena el universo completo. Y esa niebla que está por ahí, por todos lados pululando, se produce como consecuencia de luz de procesos de formación estelar que se dan en las galaxias y emiten luz.

Esos fotones salen de la galaxia y se van acumulando en el espacio intergaláctico. Esa es la acumulación a lo largo de toda la historia del universo de todas las galaxias que han ido formando estrellas, y como consecuencia de ello emitiendo luz hacia el exterior de la galaxia.

 

Bajo esa perspectiva el EBL es el producto de la acumulación de todos esos fotones. De modo que el cálculo ha sido posible, tomando una muestra de rayos gamma de 739 blazares; recopilada por el Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi de la NASA.

En su conclusión, la luz estelar emitida desde que el universo tenía mil millones de años equivale a 4×10^84 de fotones de luz estelar.

Con peligro de romper el blog lo pondremos aquí con todos sus ceros correspondientes:

4,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000.

Eso es mucha luz. En verdad.