Google, Jeff Bezos y Bill Gates se unen para formar Malta: energía renovable en sal

Google, Jeff Bezos y Bill Gates se unen para formar Malta: energía renovable en sal

Malta es un proyecto nacido desde Alphabet que cuenta con grandes inversionistas y mayores ambiciones.

Hace año y medio les hablábamos del misterioso Project Malta de Alphabet; con el que supuestamente Google buscaba competir contra Tesla. En su apuesta por presentar nuevos sistemas de energía renovable.

Ahora conocemos todos los pormenores. Con el anuncio de la evolución de esta iniciativa. Para pasar de ser un simple proyecto dentro de la división X de Alphabet; y ahora convertirse en una empresa independiente llamada simplemente Malta. Y sí, basa su funcionamiento en la sal.

Cómo funciona Malta

malta

Se trata de un revolucionario sistema de almacenamiento de energía 100% renovable. Que utiliza como bases principales para su funcionamiento sal y anticongelante.

La arquitectura de este sistema fue diseñada por Robert Laughlin. Ganador del Premio Nobel y responsable de descubrir un nuevo método para almacenar electricidad.

En su prototipo inicial se utilizan cuatro tanques cilíndricos conectados a través de tuberías a una bomba de calor. Dos tanques van llenos de sal, dos con anticongelante o líquido hidrocarbonatado.

En el sistema se generan dos corrientes de aire, una caliente que eleva la temperatura de la sal y otra fría que mantiene a baja temperatura el anticongelante.

De la manipulación de ambas corrientes y su mezcla se puede generar energía renovable capaz de almacenarse durante días enteros.

Quién financia Malta

Bill Gates reinventa el retrete para mejorar el mundo

Ahora que se ha convertido en una empresa y no un proyecto; conocemos que grandes nombres han entrado para financiar a Malta.

Jeff Bezos, Jack Ma, Bill Gates y Michael Bloomberg son algunos de los caballeros; que han abierto su billetera para impulsar este nuevo sistema.

Ahora en este nueva etapa Malta prepara todo para abrir pronto una planta piloto. Esta será la base para llevar el sistema a mayor escala.

La apuesta es que Malta pueda entrar como proveedor para industrias de servicios públicos, redes y energía.

Es muy probable que lo logren.