Fibra óptica Asia-Pacífico: La nueva disputa que enfrenta a China y Japón

Fibra óptica Asia-Pacífico: La nueva disputa que enfrenta a China y Japón

Llegará por Chile y ambos países están interesados en llevar a cabo el gigantesco proyecto.

China ha manifestado en numerosas ocasiones sus intenciones de invertir en telecomunicaciones a nivel local. No obstante, a sus planes para gestionar una fibra óptica por el Pacífico, se suman otro actor: Japón.

El cable que conectará a Asia y Sudamérica por el Océano Pacífico promete una millonaria inversión. El recorrido será de 22 mil kilómetros e implica un gasto de US$600 millones.

Ante esto, la Subsecretaría de Telecomunicaciones está a la espera de tener el estudio de factibilidad económica y técnica del cable a mediados de 2019. Con todo esto, se podrá definir quién efectivamente tendrá a cargo el proceso.

Y bueno, aquí tenemos al menos dos actores. Por un lado, China se lo encargó a la empresa Huawei en 2017, aunque la intención del Ejecutivo, según La Tercera, es generar una alianza público privada. Sin ir más lejos, para Pamela Gidi, la idea es que los países que hagan uso del cable participen en el proyecto con fondos. Así lo mencionó a La Tercera:

(La idea es que) los países que van ocupar dicho cable, hagan una inversión económica en conjunto con los otros miembros que participan de esta alianza.

Acá se suma el segundo actor: Japón. Según un informe del mismo medio, Japón también ha entablado conversaciones con la autoridad chilena. De hecho, le encargaron a la empresa NEC para que efectuara un estudio de prefactibilidad sobre el tema. Está por verse en qué quedará todo.

Nueva Zelanda también tienen un alto interés en participar en el proyecto del cable Pacífico Sur, aunque en un rol que comenzaría en una fase posterior: el país oceánico se sumaría a la línea durante el trazado, ya sea con China o Japón como actor principal.