Tokenización y fin al contrato con Transbank: Bancos implementarán nuevas medidas de seguridad

Tokenización y fin al contrato con Transbank: Bancos implementarán nuevas medidas de seguridad

Antes robos, clonaciones y filtraciones, bancos se reunieron para abordar los desafíos en materia de seguridad.

Durante varias conferencias en el Mastercard LAC Innovation Forum 2018 de Miami, se presentaron los nuevos estándares de seguridad para las tarjetas bancarias. Algunos bancos comenzarán a implementarlos en Chile.

Según un informe de La Tercera, Chile es el país que lidera en Latinoamérica con el pago sin contacto. Sólo en el último mes, Mastercard registró más de 10 millones de transacciones sin contacto en el país.

Ante esta realidad, se mencionó que banco Santander estaba implementando varios complementos de seguridad. En principio, no renovarán el contrato con Transbank. “Cuando están switcheando a través de Mastercard, o inclusive con nuestros competidores, tienen acceso a herramientas y soluciones que el proveedor local no tiene posibilidad de integrar, entonces, el banco más grande de Chile, Santander, va a switchear con nosotros, y en gran medida lo ha hecho por cuestiones de seguridad”, dijo Patricio Hernández, vicepresidente de Security Solution.

Así mismo, Santander ahora va a tener acceso a SafetyNet, que es una segunda capa de defensa, donde la marca de tarjetas monitorea todo el tráfico e incluso pueden detener una transacción si detectan que hay algún tipo de fraude. Así mismo, accederán a la herraminta Early Detection Service, mediante el cual Mastercard monitorea los números de tarjetas que hay en la denominada “dark web” y cruza los datos con la actividad de la red, para advertir al banco en caso de que detecten algún movimiento extraño.

El último punto, y no menos importante, es la tokenización. Con este sistema sólo los bancos conseguirán tener los datos de las tarjetas de los usuarios, por lo que los comercios no almacenarán en sus bases esta información, una de las grandes razones por las que se han filtrado tanto datos de tarjetas.

Esto último añade un nivel adicional de protección a los datos sensibles, puesto que el número de tarjeta del cliente se sustituye por una serie de números generados aleatoriamente (token). La idea es que este sistema se establezca transversalmente en Chile.