Asteroide potencialmente peligroso para la Tierra ya fue alcanzado por la sonda OSIRIS-REx de la NASA

Asteroide potencialmente peligroso para la Tierra ya fue alcanzado por la sonda OSIRIS-REx de la NASA

El asteroide Bennu es un objetivo de estudio de la NASA debido a que puede pasar muy cerca de nuestro planeta en el siglo XXII.

En septiembre de 2016 la NASA lanzó al espacio a la sonda OSIRIS-REx, la cual tenía una misión especial. Su destino era un particular asteroide ubicado a dos mil millones de kilómetros de la Tierra: Bennu.

Después de dos años, la sonda finalmente se encontró con el asteroide a menos de 20 kilómetros de distancia. Ahora iniciará la parte más importante de la misión: estudiar el lugar más apropiado para acercarse y poder tomar muestras de su superficie.

Esto es necesario ya que Bennu no tiene suficiente masa como para tener una gravedad estable. Por lo tanto, un acercamiento es una labor muy delicada y complicada que tomará un buen tiempo. Se cree que esta operación demorará al menos un año.

Después de elegido el sitio, un brazo de OSIRIS-REx tomará muestras de roca del asteroide. Serán al menos 60 gramos de regolito (roca y tierra) que será necesario traer de vuelta a la Tierra. Se espera que el regreso de esta misión se de en septiembre de 2023.

Asteroide potencialmente peligroso para la Tierra ya fue alcanzado por la sonda OSIRIS-Rex de la NASA

La importancia de Bennu

El asteroide Bennu llamó la atención porque existe una posibilidad de que represente una amenaza para la Tierra entre los años 2175 y 2199. Según cálculos, finalizando el siglo XXII la roca se podrá acercar peligrosamente al planeta. Esta sería la primera vez que se estudia de cerca un objeto de este tipo para saber qué hacer en un futuro.

Por otro lado, también es el elemento más pequeño que un objeto creado por el ser humano va a orbitar. Con un tamaño de 500 metros de diámetro, se equipara solamente a la distancia de cinco campos de fútbol.

También la composición de Bennu le interesa a la agencia espacial. Esto es porque se trata de un asteroide carbonáceo; es decir, que contiene componentes ricos en carbono. Y por supuesto, este es un elemento esencial para la vida.

Se sabe que este asteroide puede haber permanecido intacto desde las etapas más tempranas de la existencia del sistema solar. Así, tomar muestras de su superficie puede ayudar a entender qué ocurría en todo este espacio hace 4.500 millones de años.

Además, puede servir para entender cómo surgió la vida en la Tierra. Hipótesis de científicos señalan que el impacto de asteroides de este tipo podrían haber ayudado a la existencia de los primeros seres.

Asteroide potencialmente peligroso para la Tierra ya fue alcanzado por la sonda OSIRIS-Rex de la NASA