Exclusivo: Ace Combat 7 Skies Unknown es la joya escondida de este 2019

Exclusivo: Ace Combat 7 Skies Unknown es la joya escondida de este 2019

Viajamos hasta San Francisco para conocer el increíble juego de acción de Bandai-Namco, con imágenes exclusivas para Latinoamérica de sus modos de juego.

Han pasado más de tres años desde que Bandai-Namco, el gigante japonés del entretenimiento, anunciara un nuevo Ace Combat llamado Skies Unknown. La franquicia, cuyos miles de fans acérrimos siguen con total adoración, cumplía en ese momento veinte años desde Air Combat, su primer lanzamiento para la original PlayStation.

Veintitrés años más tarde desde aquella primera entrega, y con un largo tiempo de preparación tras bambalinas, Ace Combat regresa a las consolas de sobremesa -y también al PC- para consolidarse como la experiencia definitiva en lo que a pilotear aviones de combate se refiere: bastan un par de minutos para subirse a un caza F y comenzar a hacer barrel rolls a dos mil metros de altura.

Pero no nos adelantemos: Bandai-Namco nos invitó -en exclusiva para Latinoamérica- a conocer Ace Combat 7 antes de su lanzamiento, como sus diversas maneras de jugarlo. Para eso, viajamos hasta la ciudad de San Francisco, California con la ansiedad por delante, a sabiendas que había que subirse otra vez a un avión después de haber cruzado todo el continente.

La campaña, y el modo single-player

Viejos fans de la franquicia -que insistimos, hay muchos- sabrán que en sus más de quince entregas Ace Combat no sigue una estructura realmente lineal en su historia. De hecho, parte importante de lo mucho que ha avanzado la historia está basado en una filosofía bastante especial: cuando escribas el siguiente juego, guarda dos o tres cosas de la trama del anterior, y bota todo el resto.

Esta manera de escribir ha mantenido fresca la franquicia durante décadas. En Skies Unknown, la historia vuelve a la Federación Osean, conocida por ser el hogar de Blaze, el protagonista de Ace Combat 5. Osea, que guarda un parecido innegable con Estados Unidos, entra en guerra con Erusea, el reino oriental de clara ascendencia eslava –¿Aló, Kremlin?– y que busca expandir su dominio basándose en aviones ligeros de alta tecnología y mucha, pero mucha inteligencia militar.

Tuvimos la chance de jugar las tres primeras misiones del modo historia, y podemos afirmar con conocimiento de causa que el juego es cautivante. Con muchos guiños a la manera de narrar de Hideo Kojima y la saga Metal Gear, Skies Unknown tiene recortes ficcionados de noticias, imágenes reales de hangares y aviones de combate, y dos protagonistas que se encuentran en un mismo conflicto, pero desde dos lados distintos.

El uso inteligente de la narración, sumado a un gameplay muy completo y con una curva de aprendizaje muy ligera, hacen que quieras seguir jugando y no parar hasta acabar con el conflicto. Piensen en Top Gun, pero sin el arco amoroso ni Take My Breath Away sonando cada 10 minutos.

De fábrica, el juego trae las voces y los subtítulos en inglés, tal como Soul Calibur 6. Sin embargo, es posible configurar el juego para usar las voces en japonés y sentirte un poco más cerca de la experiencia. Desde Bandai-Namco nos confirmaron eso si que el voice acting oficial del juego es el inglés, y que los menús y subtítulos están localizados en cinco idiomas, entre ellos el español.

El multijugador

Tengo que reconocerlo: lo que más me gustó de esta demo exclusiva fue la experiencia multiplayer. Nada se acerca más a una situación real de combate que volar contra tus amigos, y Skies Unknown no es la excepción.

Ace Combat 7 tiene dos modos: Battle Royale -es decir, todos contra todos- y Team Deathmatch, con dos equipos haciendo piruetas imposibles y lanzandose cohetes sin friendly fire. Ambos modos son tanto locales como a través de internet.

Si se fijan en las imágenes, el modo single player es mucho más sencillo: disparar y acertar en multijugador requiere de bastante más habilidad y es mucho más situacional. Por supuesto, el arsenal corre por tu cuenta y puedes enfrentar las batallas contra otros jugadores con muchas opciones gracias a un muy completo árbol de construcción de tu avión de combate.

Ace Combat 7

Si tus maniobras disuasivas en el aire no son suficientes, también te puedes ayudar de flares, que desvían a los misiles buscadores de calor. Sin embargo, los flares tienen un timer por lo que sólo debes usarlos en situaciones de alto riesgo, como cuando tienes a un enemigo en la espalda y no puedes maniobrar para esquivarlo.

Lo mejor que tiene el multijugador es la velocidad: los duelos se pasan volando (juego de palabras), y bien puede transformarse en un vicio muy denso en el que potencialmente puedes pasar horas. La ventaja en este caso es que Skies Unknown es bellísimo, y se ejecuta a unos suaves 60 cuadros por segundo en la PS4 Pro, donde nosotros lo probamos.

Unreal Engine 4 sigue siendo la estrella en este caso, con detalles preciosos como la condensación de las nubes en las ventanas del avión, o las increíbles explosiones a cientos de metros sobre la tierra. Y para qué hablar del diseño sonoro, que siempre ha sido de calidad pero jamás había estado tan bien realizado: jugarlo con audífonos es una bendición.

El elemento VR

Mi primer acercamiento a Ace Combat 7 fue una tech demo de Bandai Namco hace un par de años, precisamente en un PlayStation VR. La demo, que sólo duraba un par de minutos, ya anunciaba un modo e historia exclusivos para esta plataforma.

Por supuesto, también tuvimos la oportunidad de probar en San Francisco el modo VR, que ostenta todo lo que se espera de un título en realidad virtual: una baja considerable en la resolución, a cambio de sentarte en un avión que parece bastante más real de lo que aparentan las imágenes.

Como todo juego en VR que se precie, hay que tener mucho cuidado con el mareo, ya que mover mucho la cabeza te puede traer un vértigo similar al de un avión. Esto no es para nada ajeno a la plataforma, que incluso en juegos como Gran Turismo Sport termina mareándote al cabo de un rato.

Si logras superar ese malestar, el pago es extraordinario: hay una línea de misiones exclusivas para VR, con mucha acción y una sensación de inmersión mucho más grande que estar frente a la pantalla. De todas formas, sentimos que es sólo un complemento -no puedes jugar multiplayer dentro del casco, por ejemplo- y que no necesariamente justifica la compra de un PS VR, periférico que ya tiene a muchos detractores y que continúa la misión de justificar su existencia.

Ace Combat 7

Highway to the danger zone

Raya para la suma, Ace Combat 7: Skies Unknown será, como todos los años en los que se lanza un Ace Combat, una joya escondida. Es sencillo de aprender, entretenido a más no poder, y tras años de permanecer en un nicho muy pequeño -y muy japonés- espera ser uno de los primeros lanzamientos de alto impacto del 2019.

Sin duda alguna esperamos que mucha gente pueda jugarlo cuando se lance al mercado este 1 de febrero, tanto en PS4, como en Xbox One y PC. Les avisamos de antemano: sentirse Maverick nunca había sido tan entretenido.