¿Por qué Winnie The Pooh es tan ofensivo para el gobierno chino?

¿Por qué Winnie The Pooh es tan ofensivo para el gobierno chino?

Winnie The Pooh es probablemente el personaje más censurado de china, y todo tiene que ver con burlas que le han hecho al presidente Xi Jinping.

Esta semana el secretario general del Partido Comunista de China, Xi Jinping, visitó por primera vez España. El motivo fue firmar acuerdos comerciales con el país europeo y mejorar sus relaciones con China. Sin embargo, justo antes de su llegada a la Puerta del Sol (la plaza principal de Madrid), ocurrió algo bastante extraño. Las autoridades le pidieron a un hombre que estaba disfrazado de Winnie The Pooh que se mantuviera alejado mientras Xi pasaba por el lugar.

Por más raro que suene, así fue. En el lugar muchas son las personas que se disfrazan de personajes ficticios, pero Winnie The Pooh fue el único que tuvo que esconderse de la visita del líder chino. Por cerca de media hora el oso literalmente tuvo que esconderse de la vista de Xi.

¿Por qué hubo necesidad de hacer eso? La razón sería que es que este oso amarillo ofende profundamente al presidente y a todo el gobierno chino.

De hecho, Winnie The Pooh es una figura muy censurada en China. En ese país hacer una búsqueda en internet con ese nombre declara el material como "contenido ilegal". Así ha sido desde que a alguien se le ocurrió que Xi Jinping se parecía a Winnie The Pooh y empezó a hacer memes comparándolo con el oso.

¿Por qué Winnie The Pooh es tan ofensivo para el gobierno chino?

Matoneo a lo largo de los años

En 2013 el mandatario hizo una visita a Estados Unidos donde se reunió con Barack Obama. Una fotografía que tomaron durante ese evento fue difundida en internet, y no tardaron en aparecer los trolls. Lo que hicieron fue comparar a los dos gobernantes con el oso y su fiel amigo, Tigger. 

¿Por qué Winnie The Pooh es tan ofensivo para el gobierno chino?

El hecho causó tanta gracia que comenzó a repetirse con cada visita de Xi a otro país. Así ocurrió cuando se encontró con Shinzo Abe de Japón, quien fue comparado con Igor; o con Rodrigo Duterte de Filipinas,a quien se le relacionó con Piglet.

Más allá de las bromas, los opositores de de Xi Jinping viralizaron las imágenes solo para molestarlo. El hecho ha funcionado como una forma de protesta de su gobierno y enfocar las críticas en su contra.

Parece que tanto matoneo funcionó, pues el Partido Comunista no puede ni escuchar sobre Winnie The Pooh. Una película sobre el personaje fue cancelada, además de que tendrá una fuerte censura en el videojuego Kingdom Hearts 3.