WhatsApp y Fake News: campesinos son acusados en falso y los queman vivos

WhatsApp y Fake News: campesinos son acusados en falso y los queman vivos

No. No es un capítulo perturbador de Black Mirror. Es México.

WhatsApp puede ser una gran herramienta de comunicación. Pero en la situación más retorcida puede resultar un arma mortal; capaz de atentar contra la vida de casi cualquier inocente.

Esa es la lección que nos ilustra el caso de Acatlán, Puebla, en México. Donde una noticia falsa difundida por esta aplicación derivó en el linchamiento de dos inocentes que fueron quemados vivos.

Todo sucedió el pasado 29 de agosto de 2018. Donde varios medios nacionales reportaron el caso de Alberto y Ricardo Flores. Un hombre adulto y su joven sobrino que fueron linchados en la localidad poblana, luego de ser acusados de haber secuestrado a niños.

Ambos hombres fueron detenidos por consumir alcohol en la vía pública. Luego, de algún modo. Se esparció el rumor de que en realidad habían cometido crímenes contra menores de edad; y la turba enfurecida fue a sacarlos de su celda para quemarlos vivos. Con todo y su camioneta.

WhatsApp y Fake News: campesinos son víctimas de rumor y los queman vivos

Los hechos fueron difundidos por usuarios de redes sociales en la entidad. En donde de hecho la madre del más joven terminó siendo testigo del asesinato mediante Facebook Live.

Durante mucho tiempo se mantuvo la incógnita de cómo terminó sucediendo eso exactamente. Pero ahora la BBC ha publicado un reportaje extenso y de profundidad. Donde revela cuál fue la clave de todo: WhatsApp.

Por favor, todos estén alerta porque una plaga de secuestradores de niños entró en el país. Al parecer, estos criminales están involucrados en el tráfico de órganos…

En los últimos días, desaparecieron niños de 4, 8 y 14 años, y algunos fueron encontrados muertos y con signos de que se les habían extirpado órganos. Sus abdómenes habían sido abiertos y estaban vacíos.

Es lo que marcaba el mensaje que se volvió viral entre los usuarios de WhatsApp de Acatlán; poco antes del arresto de Alberto y Ricardo.

Según el medio británicoFrancisco Martínez, un antiguo residente del pueblo conocido como el Tecuanito. Fue quien convocó a la muchedumbre fuera de la comisaría. Conectando la noticia falsa con los dos presos.

Martínez utilizó su propia cuenta de Facebook para transmitir en vivo todo; y convocó a sus vecinos para que hicieran justicia contra los secuestradores.

Fue cuestión de minutos para que todo se saliera de control y los pobladores se organizaran para comprar el combustible, sacar a los presos y quemarlos vivos.

Al final, queda como un testimonio del poder fatal de esta combinación. Donde WhatsApp y la noticias falsas en conjunto pueden cobrarse víctimas inocentes.