Supuestos espíritus malignos provenientes de Whatsapp habrían causado pavor en un pueblo colombiano

Supuestos espíritus malignos provenientes de Whatsapp habrían causado pavor en un pueblo colombiano

Según testigos, el extraño comportamiento de varios menores de edad en el pueblo se explicaría a partir de supuestas apariciones provenientes de Whatsapp.

Pajarito es un pequeño pueblo de no más de 2.000 habitantes en el departamento de Boyacá, Colombia. Ubicado en su propio valle y alejado de grandes ciudades, se podría pensar que no muchas novedades ocurren en este lugar. Contrario a esta idea, se ha reportado recientemente una presencia maligna proveniente de la aplicación Whatsapp. 

Aparentemente la paz en Pajarito se ha visto perturbada por espíritus malignos. Así lo han explicado sus habitantes, quienes denuncian que varios jóvenes están poseídos debido a extrañas acciones recientes.

Desde hace un tiempo 14 menores de edad han estado actuando de forma muy rara. Las autoridades reportan que han estado sufriendo de convulsiones y han tratado de suicidarse varias veces queriendo lanzarse de un puente. 

Este extraño caso no termina ahí, pues existe una hipótesis que lo explicaría todo. Los niños habrían sido poseídos por un reto diabólico que se realizó a través de Whatsapp. 

según Internet, Google Maps pudo haber captado la imagen de una niña fantasma

La explicación del alcalde

El alcalde Inocencio Pérez Castro explicó que los jóvenes jugaron al "Juego de la Estrella de 18 Puntas". Según él, se reunieron en un grupo de Whatsapp para realizar una serie de retos. Uno de ellos habría sido jugar con la Tabla Ouija, lo que los relacionaría con la presencia maligna. 

Sabiendo eso, Pérez decretó el toque de queda en el pueblo para evitar más episodios de este tipo:

Para proteger la vida y la integridad de los niños y adolescentes del municipio de Pajarito, no se les permitirá que se encuentren en el espacio público y/o establecimientos de comercio del municipio sin compañía de sus padres o persona en quien recaiga su custodia".

En este momento la población está preocupada por el destino de los jóvenes implicados. De hecho, temen que traten de suicidarse nuevamente:

Tomé esa decisión con base en los casos de alerta roja que se estaban presentando. Unos niños dijeron que se iban a suicidar, hablaban incoherencias que 'porque ya les había llegado la hora', se iban a tirar de un puente".

El pueblo estará restringido desde las 7 de la noche hasta las 5 de la mañana mientras se investiga el caso. No se saben muchos más detalles más allá de que todo inició como un juego por Whatsapp.