Científicos por fin descubren cómo usan los gatos su lengua para asearse

Científicos por fin descubren cómo usan los gatos su lengua para asearse

La existencia de una cavidad ubicada en las papilas de la lengua sería lo que les permitiría a los gatos limpiarse el pelaje con precisión.

La popularidad que tienen los gatos en los hogares humanos (e internet) es indiscutible. Quien tenga uno se dará cuenta de que son suelen ser muy independientes en su cuidado, al menos en comparación a los perros. Una de estas razones es todo el tiempo que pasan aseándose a sí mismos con su propia lengua.

Se calcula que de hecho los gatos pasan al menos ocho horas al día lamiéndose el pelaje para mantenerse limpios. Por eso no suelen necesitar de baños y solamente se les llega a peinar para remover exceso de pelo. Sin embargo, esto ha planteado un misterio: "¿Qué tienen sus lenguas que les hace ser tan útiles para su propia higiene?"

Esa pregunta se la hicieron unos ingenieros del Georgia Institute of Technology en Atlanta. Su investigación fue centrada en cómo las lenguas de los felinos logran cumplir con esta labor tan eficazmente. Para ello hicieron simulaciones con lenguas de felinos fallecidos de seis especies distintas (gatos domésticos, linces, leones, etc) usadas con sus respectivos pelajes.

Sus resultados fueron muy reveladores. Se sabía ya que estos animales contenían sobre sus lenguas una especie de espinas llamadas papilas filiformes. Lo nuevo de esto es que descubrieron es que en la punta de estas papilas habían unos huecos donde se almacena la saliva. 

Cada uno de estos huecos almacenaría hasta 4,1 microlitros del líquido, equivalente a una décima parte de gota. Cada vez que el gato se lame, estaría aplicando esta saliva que llega hasta la piel gracias a la firmeza de estas papilas. Al final del día terminan vaciando hasta 48 mililitros de saliva a su pelaje (1/5 parte de vaso de agua).

Esta acción sería suficiente para eliminar pulgas, suciedad y pelo suelto de su piel. Además, le permite permanecer fresco durante gran parte del día.

Científicos por fin descubren cómo usan los gatos su lengua para asearse

El aseo es más complicado para algunos

Debido a esto, a algunas razas de gatos se les dificulta más su aseo que a otros. Este es el caso de los gatos persas, cuyo pelo tan largo impide que las papilas de la lengua toquen la piel. Ante esto se les suele cepillar con frecuencia para ayudarles.

Estos investigadores decidieron también desarrollar un cepillo apto para estos gatos bautizado como "TIGR". Se espera que este desarrollo similar en estructura a las lenguas felinas les haga la vida más fácil.

Científicos por fin descubren cómo usan los gatos su lengua para asearse