Este tipo entró a la Dark Web para buscar a alguien a quien poder matar, violar y comerse

Este tipo entró a la Dark Web para buscar a alguien a quien poder matar, violar y comerse

Se sabe que en la Dark Web hay de todo un poco y que puedes encontrar algunas de las historias más oscuras de Internet, pero esto...

La Dark Web, Web Profunda o el Lado B de Internet es un "lugar" no físico al que muchas personas le tienen miedo. Cuenta la leyenda (y ni tan leyenda) que ahí puedes encontrar desde drogas y armas, hasta partes humanas, niños y mujeres en venta. Esto la convierte en el lugar ideal para buscar a alguien para matar y comerte, casual.

El caníbal que buscaba víctima en la Dark Web

Sí, hay muchos horrores en la web profunda, pero todos ellos son creados por seres humanos. Por tus vecinos, las personas que te encuentras en el transporte público, compañeros de trabajo, etc. Bien dicen que la realidad supera la fantasía y los monstruos verdaderos son ni más ni menos que los seres humanos.

El nombre de este monstruo es Alexander Nathan Barter y tiene 21 años. Vive en Texas y la policía lo detuvo porque el angelito buscaba una víctima mujer para poder matar, violar y luego comerse. En ese orden. Así se lee en uno de sus post:

Me gustaría probar la necrofilia y el canibalismo y ver lo que se siente matar a alguien

Esto fue lo que los agentes de policía leyeron. Y uno de ellos lanzó un bait: le dijo a Alexander que podrían probarlo con su hija. Esta fue su respuesta:

¡Perfecto! estoy en el este de Texas. ¿Qué edad tiene tu hija? ¿Podemos matarla?

De escalofríos. Pero no fue lo único que este sujeto falto de tornillos escribió:

No quiero hacer juegos de rol, quiero realmente violarla, matarla y comérmela. Quiero hacerlo lo antes posible, pues debo saciar mi intensa sed de sangre

Al final, el agente y Barter se pusieron de acuerdo para reunirse en Texas, no sin antes explicarle cómo debía ir vestido y cómo reportar la desaparición de la niña ante las autoridades para que nadie sospechara de él. Sin embargo, las fantasías del estadounidense se frustraron cuando quien llegó fue un oficial de policía a detenerlo en vez de un padre demente con una pequeña niña.

Según las autoridades, el joven les agradeció por detenerlo y no haber permitido que siguiera adelante con su plan. Lo seguro es que no volverá a ver la luz del sol en mucho tiempo y mucho menos podrá acceder a la web oscura.